- Publicidad/Advertisement -
Cuando hablamos de criptomonedas  lo primero que se nos viene a la mente es el Bitcoin, aunque ha sido la primera criptomoneda descentralizada creada y una de las de mayor éxito, a la verdad, el origen de este sistema digital monetario no se remonta con ésta pues al ahondar más en el tema sobre el origen de todo esto caemos en cuenta que ciertamente aunque el Bitcoin ha sido lo más resaltante este sistema no tiene su origen allí si no de mucho más atrás.

 

Como todo en la ciencia el éxito precede a la práctica de ensayo y error, indiscutiblemente esto se aplica a las criptomonedas, con un sistema que viene, de hecho, desde los ochenta practicando su “ensayo y error” hasta llegar a lo que hoy día conocemos.

Como todo proyecto planteado las criptomonedas comenzaron como una concepción teórica antes de que existieran las primeras monedas digitales, todo surgió con la ideología de aplicar conceptos matemáticos y de vanguardia con la finalidad de modificar la moneda clásica a la moneda digital.

- Publicidad/Advertisement -

Este surgimiento se remonta a los años 80, específicamente en el año 1983 un Ingeniero Informático estadounidense llamado David Chaum logra crear un algoritmo determinante para la futura creación de las criptomonedas, concibiendo así un sistema criptográfico monetario electrónico llamado Ecash. Este algoritmo creaba información segura entre las partes, dando base a lo que en un futuro acabaría siendo.

A finales de los 80 David Chaum  consiguió reclutar a muchos entusiastas por la moneda digital creando así un grupo de trabajo para esta formulación. Más adelante Chaum  se traslada a los Países Bajos y ya logra fundar la primera empresa creadora de monedas digitales basadas en el algoritmo antes mencionado llamada DigiCash.

Sin embargo estas monedas digitales no poseían la característica de ser descentralizadas como hoy las conocemos, el sistema requería de un software para retirar dinero en un banco designando claves cifradas específicas antes de ser enviado, lo que pese a su centralización le permitía mantener el anonimato al no poder ser rastreada por el banco emisor, el gobierno o cualquier otro tercero.

DigiCash indudablemente comenzó a operar con sus primeros clientes pero el banco central de los Países Bajos, motivado por el temor de la consecuencia de esto para su moneda, decidió declarar ilegal la moneda digital.

Los empresarios para no acabar definitivamente con su proyecto se vieron en arduas negociaciones en las que concluyeron a vender tan solo a bancos regulados, lo que opacó inmensamente su potencial en el mercado.

En el transcurso de todos estos sucesos Microsoft se interesó en DigiCash debido a que una moneda digital les sería de mucha utilidad a sus usuarios, visionaban en la idea de que con esta moneda digital se pudieran realizar compras desde sus plataformas.

Toda esta transgresión hacia DigiCash determino demasiadas perdidas para la empresa lo que indudablemente los llevo a la quiebra.

Ya para 1996 la NASA publica una investigación titulada How to make a Mint: the Cryptography of Anonymous Electronic Cash. En la cual se describía un sistema de criptodivisa, la investigación fue publicada en una lista de correos del Instituto de Tecnología de Massachusett (MIT por las siglas de su nombre en inglés “Massachusetts Institute of Technology”). Más adelante en 1997 se publica en The American Law Review (Vol. 46 Issue 4).

La concepción de criptomoneda como ya la conocemos fue descrita en 1998 por un reconocido Ingeniero Informático llamado Wei Dai quien publica un libro acerca del B-Money exponiendo, en el mismo, la idea de un tipo de dinero distinto caracterizado por ser descentralizado y anónimo mediante el uso de la criptografía como medio de control.

Más tarde uno de los socios de David Chaum llamado Nick Szabo crea y lanza una criptomoneda llamada BitGold, en ella se implementa el sistema de cadena de bloques, sistema base para la mayoría de las criptomonedas. Sin embargo BitGold  no tuvo mucho éxito y no llegó a utilizarse como medio de intercambio.

En los Estados Unidos entre los años de los 90 y el 2000 fue creada la E-Gold por una empresa que llevaba su mismo nombre en el estado de Florida.

Los clientes de esta criptomoneda se hicieron con ella a base de intercambios de objetos de valor como joyas. Los usuarios podían realizar intercambios con otros usuarios, sacar dinero en efectivo por oro físico o cambiar su E-Gold por dólares estadounidenses.

La criptodivisa tuvo vida hasta el año 2000 ya que los protocolos de seguridad relativamente laxos colocaron a E-Gold como blanco popular para los hackers y estafadores de phishing, generando demasiada vulnerabilidad, lo que dejaba a los usuarios propensos a las pérdidas financieras.

Toda esta transición fue dando cabida a la criptomoneda  ya conocida como Bitcoin, la cual nace en el año 2009 de parte del desarrollador de seudónimo Satoshi Nakamoto quien también llevo a cabo el minaje del primer bloque, por el cual recibió un total de 50 Bitcoins. En octubre de ese mismo año se realiza el primer cambio del Bitcoin por dólares en el brokér New Liberty Standar, el precio del cambio fue de 1$ por 1.309,03BTC.

Ya para el siguiente año el Bitcoin estaba más extendido y cualquier persona podía hacerse con uno de ellos. Una de las primeras compras que se realizó con el Bitcoin por internet curiosamente fue para conseguir dos pizzas.

De aquí en adelante se fueron creando cada vez más y más criptomonedas bajo el mismo sistema de cadena de bloques, llegando a haber actualmente cientos de ellas, con la diferenciación entre algunas de ellas en tan solo el nombre e indudablemente este mundo de criptodivisas continua en crecimiento e incluso ya hay naciones que han optado por crear su propia criptomoneda como lo son China, Venezuela, Ucrania, entre otras.

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.