- Publicidad/Advertisement -

La liga estadounidense de baloncesto ha aumentado claramente los sueldos máximos de los jugadores, lo que supone un gasto muy amplio para las franquicias que la conforman.

El deporte en general vive en una burbuja económica bestial. Ejemplos como el baloncesto o el fútbol, donde cada año se están batiendo los récords absolutos de dinero por un fichaje, ha ocasionado que los deportistas vivan realidades paralelas a las del mundo real. Pero tarde o temprano esta tendrá que explotar y se llevará por delante a muchos clubes, equipos o franquicias que no lo hayan previsto antes.

En baloncesto tenemos como mejor ejemplo la NBA. La liga más prestigiosa del mundo, en la que hay unas grandes promociones de baloncesto, decidió aumentar hace algunas temporadas su sistema de pago de salarios a los jugadores. Por esa razón, las cifras de los contratos de estos se han disparado en los últimos tiempos, lo que deja contra las cuerdas a unas franquicias que necesitan cuadrar sus presupuestos para poder acudir al mercado a fichar a una estrella.

- Publicidad/Advertisement -

Sin ir más lejos, esta temporada que comenzará el 17 de octubre los 20 jugadores que más cobrarán solo de los sueldos percibidos por sus equipos sumarán un total superior a los 600 millones de dólares, lo que deja una media de 30 millones por cabeza. Cifras que se superan cada año y que dejan al baloncesto, o más concretamente a la NBA, en la cúspide económica de los deportes de élite.

Dentro de los jugadores que más dinero cobran solo de su salario destacamos en el Top 5 a Blake Griffin (31,8), a Russell Westbrook (35,3), a Chris Paul (35,6), a LeBron James (35,6) y a Stephen Curry que posee el mejor sueldo de todos con sus 37.654.150 dólares por este curso.

"Stephen Curry" by Keith Allison (CC BY-SA 2.0)

Este gasto eleva enormemente el de las franquicias, que tienen que tratar de sobrevivir a las enormes exigencias que sus jugadores tienen. Entre las que más gastarán el próximo curso están, por la Conferencia Este los Toronto Raptors (137,5), los Washington Wizards (137) y los Boston Celtics (126,7), destacando un aspirante al título como los Philadelphia 76ers como el que menos desembolso tendrá que hacer (103,5). En la Conferencia Oeste son los Oklahoma City Thunder, los Golden State Warriors y los Houston Rockets los que más dinero pagarán a sus jugadores, con unas cifras de 150,1, de 145,8 y de 138,4, respectivamente, mientras que los Sacramento Kings y los Phoenix Suns “tan solo” se gastarán un total de 92,2 y de 101,9.

Este es un ejemplo similar a lo que está ocurriendo también en el mundo del fútbol, donde desde el fichaje de Neymar Jr. hace un año por el París Saint-Germain todo explotó. Aquel fue, y sigue siendo, el traspaso más caro de la historia con 210 millones de euros. El problema es que detrás de él vinieron algunos como el de Ousmane Dembélé por 150, el de Kylian Mbappé por 180 o el de Virgil Van Dijk por 85, siendo este el defensa más costoso del mundo. Este mismo verano, el portero brasileño Alisson Becker ha superado la cifra que en su día la Juventus pagó al Parma por Gianluigi Buffon de 52,8 millones, con nada menos que 75 millones, lo que le deja también en el jugador más caro de la historia en su puesto.

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.