- Publicidad/Advertisement -

En un artículo publicado el pasado 27 de julio en el Sitio Web de Noticias The National de los Emiratos Árabes, por el propio redactor Sabah al-Binali, titulado “Bitcoin not such a revolution after all“, (en español el Bitcoin no es revolucionario después de todo), me llamó mucho la atención que todo lo que indica tiene un basamento sólido y muchos compartimos algunos de los señalamientos que hace, pero no todos.

Ciertamente, lo que al-Binali señala al principio es “La compra de Bitcoins como inversión significa esperar una larga deflación de Bitcoin, dado que el Bitcoin es una criptomoneda, es decir una moneda digital difícil de forjar utilizando la criptografía, y que a su vez también es una plataforma de pago como los utilizados por Visa, los cajeros automáticos y si ha hecho transferencias electrónicas, como el sistema Swift.” Puntos de vista en los que significativamente, cualquier bitcoiner estará de acuerdo, aunque quizás con algunos matices, pero Sabah al-Binali continúa explicando “La plataforma de tecnología Bitcoin no es nueva, fue lanzada por primera vez en 2009. La criptografía es más antigua, habiendo sido desarrollada a principios de 1990. Los sistemas de pago tienen décadas de antigüedad.

Y es que esto es una gran verdad, la base de la tecnología criptográfica sobre la que se construyó el Bitcoin, tiene al menos más de 30 años, por lo que es obvio señalar que la tecnología disruptiva que está cambiando al mundo desde hace 8 años atrás no es tan nueva, al igual que afirmar que el Internet cuando cambió al mundo con su evolución del BBS (Bulletin Board System) al WWW (World Wide Web) y que significó una nueva era en la humanidad, tampoco esa tecnología era tan nueva, pues ya tenía unos 30 años a cuesta.

- Publicidad/Advertisement -

Ahora Sabah al-Binali, explica que el conoce de esos temas pues fue Jefe Tesorería de Union National Bank, (con sede en Abu Dabi, Emiratos Árabes) y donde por supuesto, necesitaba comprender las monedas y el mercado de divisas para ejercer ese importante cargo en la entidad financiera. También al-Binali, señala  en su artículo que conoció el sistema Swift dado que es el sistema de gestión que se emplea en cualquier oficina tesorería bancaria. Pero aunada esa experiencia, al-Binali, igualmente indica que fue director de la junta directiva de VISA International CEMEA Region, por lo que tiene credenciales suficientes para comprender los conceptos de moneda, transferencia electrónica, redes de pagos y tecnología de procesos financieros y no es posible poner duda su capacidad para hablar de éstos temas. Además al-Binali, explica su experiencia a mediados de la década de 1990, cuando se dedicaba a la investigación de las finanzas computacionales, ya había sido introducido en la teoría de las bases de datos distribuidas y cómo se podían emplear para sistemas de pago seguros, que según el propio al-Binali, hoy en día tales conceptos han adquirido un nombre más atractivo: Blockchains.

Pero luego, Sabah al-Binali enfatiza “Te digo todo esto para que entiendas lo siguiente – no hay innovación aquí, no en la teoría ni en la aplicación. Incluso si hubiera, en realidad la compra de un Bitcoin no da una exposición económica a cualquier tecnología, simplemente a la oferta y la demanda de las fuerzas que actúan sobre la moneda Bitcoin. Así podemos limitar nuestra discusión simplemente a analizar los mercados de divisas.” y aquí es donde comienza su artículo a divergir conceptualmente con el pensamiento de cualquier bitcoiner, pues en efecto, como ya habíamos aclarado antes, la tecnología que tanto lo soporta como su concepto no son nuevos y vienen al menos desde finales de los años ’70 y principios de los ’80 del siglo XX. Pero el gran salto de creatividad que emprendió Satoshi Nakamoto (“sea quien sea” o “quienes sean”), fue reunir todos esas tecnologías en una sola creación en busca de satisfacer una necesidad, construir un sistema de pago paralelo al sistema financiero, donde los usuarios sean los legítimos dueños de su dinero, algo que en la práctica no sucede, pues, cuando una persona tiene ahorros en un banco y por la razón que sea, el banco debe ser cerrado por quiebra, los ahorristas pierden su dinero. En cambio con Bitcoin esto no sucede, cada quien es dueño de su dinero y lo resguarda como mejor le parece bien sea en un PC, en un Web Wallet, Hard Wallet, en un PenDrive o impreso en una hoja de papel, sin el peligro que un tercero lo utilice indebidamente y corra el riesgo de perderse. Esta es la finalidad de Bitcoin, por lo cual si ha resultado ser una innovación con amplio potencial disruptivo que está cambiando al mundo e incluso a la Banca.

Más adelante, al-Binali, sigue explicando “¿Qué hace que el precio de una moneda convencional se mueva? Una respuesta simple pero no tan útil es la oferta y la demanda de esa moneda. Así que vamos un paso más allá. En general hay dos mercados para un título, el mercado primario cuando el título se ofrece por primera vez, como una IPO (initial Public Offering) u “OPI Oferta Pública Inicial” y el mercado secundario, un mercado comercial como el ADX de Abu Dhabi, el LSE de Londres o el NYSE de Nueva York. Para que una moneda, entre en el mercado primario generalmente es a través de la política monetaria del banco central que inyecta moneda en el sistema financiero, como la Fed de Estados Unidos ha estado haciendo en grandes cantidades bajo un programa llamado flexibilización cuantitativa, o puede retirarla. Por otra parte los Bitcoins se agregan solamente siguiendo un cierto protocolo que limita el número total de Bitcoins a 21 millones. A partir de este mes hay alrededor de 16 millones de Bitcoins en circulación. Así, el efecto a largo plazo de los cambios en la oferta primaria es cero. Esto significa que debemos mirar únicamente al mercado secundario.” En este particular es cierto y estoy de acuerdo con al-Binali con su apreciación sobre las monedas fiduciarias en general, pero hay que dejar muy en claro que comparar el criptomercado con el mercado tradicional es algo que no ofrecerá resultados correctos, ya que estamos ante un nuevo tipo de mercado que no se rige por la totalidad de las reglas de los mercados tradicionales a los que el hombre se ha acostumbrado desde hace más de 100 años hasta el presente. En primer lugar, porque en el caso del Bitcoin no hay una autoridad Central emitiendo monedas, ni influyendo con la flexibilización cuantitativa (FC) ni con expansión cuantitativa (EC) en el mercado, por lo que es imprescindible entender que cuando hablemos de cualquier criptomoneda, siempre hay que recordar que estamos frente un criptomercado con sus propias reglas, muchas de las cuales aún no comprendemos muy bien, pues su dinámica tiene apenas unos 8 años y el volumen de su mercado aún es muy pequeño como para compararlo con el mercado tradicional. De hecho, el propio Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo (BCE)señaló recientemente en una carta al Parlamento Europeo que las criptomonedas no tienen un impacto significativo en la economía de la Zona Europea y ya en sí esa declaración lo dice todo.

Continuando con el artículo de Sabah al-Binali, él mismo sigue explicando según su parecer los factores que determinan el valor de una moneda “No hay consenso sobre los principales determinantes de la fluctuación de los precios de las divisas, por lo que ofreceré mi opinión personal: 1. Déficit de cuenta corriente: básicamente se mide el valor en el comercio entre un país y sus socios comerciales. Si es un déficit entonces el país está importando más de lo que está exportando, por lo que tiene que comprar divisas y vender su propia moneda para pagar el déficit comercial. Esto conduciría a una disminución en el valor de la moneda local; 2. Diferenciales del PIB: Una economía que lo está haciendo mejor que otras economías atraerá la inversión. Esta inversión, a su vez, conducirá a un aumento de la demanda de la moneda local y, por tanto, un aumento en su valor; 3. Diferenciales de tipos de interés: En igualdad de condiciones, un país con un tipo de interés más alto atraerá a los inversores, lo que dará lugar a un aumento del valor de la moneda local. Observe por favor que esto significa que uno tiene que primero ajustarlos para otros factores, como los enumerados aquí; 4. Diferenciales de inflación: Una economía con mayor inflación relativa verá el valor de su moneda evaporarse. Por otro lado, la inflación negativa, conocida como deflación, aumenta el valor de la moneda en relación con otras monedas; 5. Deuda pública: Al igual que la deuda de la empresa, si la deuda pública se vuelve demasiado alta, los pagos de intereses de esa deuda ahogan el gasto público, lo cual es malo para la economía y conduce a una disminución del valor de la moneda local y 6. Especuladores: Miran todos los otros factores, racional e irracionalmente, tales como pronóstico económico, clima político, percepción pública, cómo otros que pueden estar negociando, etc.” y continúa al-Binali indicando “Podemos ver de esto que al mirar los Bitcoins sólo la inflación y los especuladores importan en términos de afectar el precio ya que todos los otros factores no existen para el Bitcoin ya que no están respaldados por una economía. Se podría pensar que las tasas de interés sí importan, pero como no es a nivel nacional, como lo establece un banco central, entonces no afecta a la economía Bitcoin. El interés proporcionado por los depósitos de Bitcoin es simplemente un rendimiento proporcionado para prestar a un prestatario en particular. Esto no es una devolución de moneda, sino un préstamo o retorno de crédito. Esto significa que si usted compra Bitcoins como una inversión que son, básicamente, apostar que ya sea haya deflación o que los especuladores impulsen el precio. Esto no es una inversión. Esto no es un trading. No estoy seguro de si es incluso un juego de apuestas.

Ahora bien, esta disertación final de Sabah al-Binali, es analizada desde un punto de vista netamente tradicional y como señalé en el punto anterior la lógica del criptomercado aún no ha sido comprendida del todo. Es cierto que todos los factores señalados, son al menos algunos de los más importantes que determinan el precio final de una divisa, como el dólar estadounidense, el euro, yen japonés o cualquier otra divisa que tenga como respaldo la economía de un país o una región. Pero si nos referimos al Bitcoin o cualquier otra criptomoneda descentralizada sólo se siguen reglas matemáticas que las computadoras y los algoritmos determinan junto a la simple Ley de la Oferta y la Demanda. Si bien es cierto que actualmente por el pequeño tamaño de la criptoeconomía global el valor de todas las criptomonedas puede ser alterado por la especulación, esta debilidad a medida que siga creciendo el tamaño del criptomercado dejará de ser influyente en el precio o valor de las criptomonedas con el tiempo.

Por ejemplo, si hoy un Agente (como China) decide comprar unos USD70.000.000 de dólares en Bitcoin, Ether o cualquier otra Altcoin, seguramente el precio de esa criptomoneda se elevaría por las nubes a precios realmente astronómicos. Y si ese mismo Agente vende esas criptomonedas compradas, tiraría al piso su valor por exceso de oferta. Es cuestión de tiempo para que la expansión del criptomercado llegue a un nivel donde el tamaño de su valor de mercado y cantidad de usuarios haga casi imposible alterar o influir determinantemente en su precio y estaremos en presencia de un mercado puro que se determine sólo por la oferta y la demanda.

Por otra parte, en el artículo se ha pasado por alto que la obra de Nakamoto, el Bitcoin como tal dio origen a una nueva era en la tecnología marcando un antes y un después, ya que del Bitcoin se derivan, el Ethereum, los Smart Contracts (en español los Contratos Inteligentes), el Blockchain, los pagos transfronterizos en segundos (algo que Swift no había podido realizar), el impulso del IoT (Internet of Things), (en español el Internet de las Cosas), las transacciones entre máquinas sin intervención del hombre y pare de contar.

Comprendo que el Dr. Sabah Hamad al-Sabah al-Binali es un activo inversor y líder empresarial con una trayectoria de crecimiento de empresas en la región de MENA (Middle East and North Africa), (en español Medio Oriente y Norte de África) y que posee un amplio bagaje técnico y profesional para comprender todo lo que ha señalado en su artículo, no obstante, me permito diferir de lo que ha indicado el Dr. al-Binali y para mí el “Bitcoin si es revolucionario después de todo.

De momento el debate está servido, que piensan ustedes, el ¿Bitcoin es o no es revolucionario?.

Si quieres colaborar con nuestro proyecto, puedes considerar hacer una donación o simplemente regalar una propina, ingresando en este Link: EspacioBit.com.ve: Donaciones y Patrocinios 🙂.

Fuente: TheNational.ae: Bitcoin not such a revolution after all by Sabah al-BinaliTheNational.ae, Twitter.com: @thenationaluae, Facebook.com: @thenationalofficialInstagram.com: @thenationaluae, YouTube.com: @TheNationalNewspaper, Linkedin.com: The National.

Links de interés: al-Binali.comTwitter.com: @SabahALBINALI.

Te invitamos a seguirnos por las redes y a suscribirte a nuestro canal de YouTube: http://bit.ly/2q7WK7w, Twitter: http://bit.ly/2qJyID0, Facebook: http://bit.ly/2r7kmx9, Pinterest: http://bit.ly/2q7yQt4, Google+: http://bit.ly/2rrVrEt, Instagram: http://bit.ly/2rHWsol.

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.