- Publicidad/Advertisement -

Hace un año éramos testigos como Suecia uno de los países de Europa, con el nivel de calidad de vida más alto de toda la Comunidad, cambió de una forma radical su economía y la forma en que sus ciudadanos hacen los pagos, al instrumentar una política que llevó a ese país a prescindir casi por completo del dinero en efectivo. Esto se pudo conocer, luego que la Universidad Kungliga Tekniska Högskolan (KTH), (en español el Real Instituto de Tecnología), publicara una investigación que mostraba cómo durante los últimos 7 años en ese país pasó de tener una masa monetaria circulante de unos 106.000 millones de euros a tan sólo 8.000 millones de euros en el 2015 en efectivo y de los cuales, tan solo entre el 40% y 60% de esa suma, se encontraba en circulación activa.

En ese momento para Niklas Arvidsson, investigador del Department of Industrial Economics and Management, (en español Departamento de Economía y Gestión Industrial) uno de los autores del estudio “Cashless future for Sweden?“, (en español El Futuro sin Efectivo de Suecia), para la mencionada Universidad Kungliga Tekniska Högskolan (KTH), situada en Estocolmo, Suecia, declaraba a los medios, con motivo de la divulgación de dicho estudio, que Suecia, se estaba convirtiendo en un país que cada vez más evitaba el uso del dinero en efectivo, gracias a la adopción de nuevas tecnologías y el crecimiento de los terminales POS o puntos de venta móviles, aunado a que sus ciudadanos, también se habían acostumbrado a realizar pagos con tarjetas de crédito y débito para compras, incluyendo las más pequeñas como pagar un periódico, un café o para dar limosna a un “Sin Techo”. Niklas Arvidsson, manifestó “Nuestro uso de dinero en metálico es pequeño, y este decrece rápidamente.

La primera Sociedad sin dinero en efectivo del mundo

Para Niklas Arvidsson, Suecia está en camino de convertirse en la primera sociedad sin dinero en el mundo, gracias a las facilidades de la tecnología de pagos móviles. Ello conlleva a un ahorro de costos para su país, como impresión de nuevos billetes por sustitución del dinero en malas condiciones, mayor vigilancia sobre los movimientos de dinero de la delincuencia organizada y el terrorismo, así como un mayor control de la masa monetaria y las variables macroeconómicas del país, ya que electrónicamente se puede saber hacia donde se dirigen los presupuestos de los ciudadanos, sus compras, su capacidad de ahorro, etc.

- Publicidad/Advertisement -

La desmonetización de este país a llegado a un nivel tal, que podemos ver como los feligreses donan el diezmo por mensaje de texto en sus iglesias, al igual se puede observar como en los puestos de venta callejera de los llamados “sin techo” (inmigrantes en su mayoría) tienen posnet con tecnología móvil para recibir pagos de los transeúntes que requieran de sus productos o servicios. De hecho, varios instituciones financieras de ese país ya no aceptan depósitos en efectivo y en caso tal que se necesite hacer un depósito, se deberá dar cuenta de donde proviene el mismo, de acuerdo con la normativa destinada contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. En caso tal, que ello ocurriése, el personal del Banco está obligado a presentar informes de la policía en respuesta a las transacciones en efectivo sospechosas. Obviamente, esta política se extiende a lugares como museos, cines, teatros o parques que ya no aceptan dinero en efectivo.

Pero el factor predominante en este país, ha sido sin duda, el nivel de educación y la cultura tecnológica, pues ellos han tomado un papel relevante en la aceptación por parte de los ciudadanos de la eliminación del dinero en efectivo como tal. Para los que no lo saben Suecia, posee uno de los niveles educativos más elevados de la Unión Europea y uno de los estándares tecnológicos más altos de dicha región, por lo que no es de extrañarse que sea la tierra de los creadores del juego Candy Crush, ni el lugar donde nació el exitoso servicio de streaming Spotify.

Masificación de pagos vía Swish

Suecia es un país con un nivel cultural muy alto, de hecho es el 3er. destino dentro de la Unión Europea más recomendado para hacer vida, debido a la bajísima tasa de homicidios comparada con el resto del mundo y donde sus habitantes tienen una expectativa media de vida de 74 años, en un país respetuoso del medio ambiente y los seres vivos. Pero lo que realmente ha sido clave para la eliminación casi total del efectivo, ha sido la practicidad, los Suecos adoran los pagos móviles y las transacciones electrónicas.

Las modernas herramientas de pago, como Swish hicieron posible que los Suecos abandonaran poco a poco el uso de efectivo por considerarlo algo anticuado, ya que este sistema, es posible el envío y recepción de dinero electrónico en cuestión de segundos o minutos dependiendo del Banco emisor y receptor.

Swish es un producto de Swish Payments Ltd, una empresa híbrida a medio camino entre una institución financiera y una FinTech registrada en Malta, aunque está regulada por la Autoridad de Servicios Financieros de Malta como una institución financiera. Swish, es también un miembro principal de Visa International y MasterCard International, lo que le permite trabajar pagos entre ambas plataformas.

Swish, ofrece una amplia gama de servicios y soluciones de pago a través de múltiples canales, los cuales se adaptan a todo tipo de empresas, que buscan alcanzar, participar y realizar transacciones con los consumidores donde quiera que estén, así como con cualquier dispositivo que puedan estar usando. Algunos de los servicios principales de Swish, incluyen el comercio electrónico, punto de venta móvil, punto de venta virtual y OCT (Original Credit Transaction) “Transacción de Crédito Original” un sistema de pago innovador para las transferencias de fondos rápidas y convenientes de más de mil millones de tarjetahabientes de Visa, MasterCard o de tarjetas Maestro alrededor del mundo, lo que la convierte en una plataforma global.

No cabe duda que la conveniencia de sistemas como Swish y la política de educación financiera que tienen en Suecia, hacen posible que las personas, empresas y bancos no quieran saber del dinero en efectivo.

¿Será Suecia una pequeña isla, en un mar dominado por el dinero físico?

Todo apunta a que en este momento en efecto Suecia se está convirtiendo en una isla, ya que es el país que más ha avanzado hacia la desmonetización de su economía, pero ya hay otros países en vías de dar el salto, por lo que es posible que antes del año 2030, varios países se hayan sumado a esa tendencia. Los primeros países en dar el salto además de Suecia, serán los países nórdicos cómo Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda.

Expertos consultados por EspacioBit, han coincidido en que “el efectivo es sucio, engorroso, falsificable, poco trazable y caro de gestionar” tanto para los Estados como para los sistemas financieros, ya que debemos contemplar, costes de impresión, mantenimiento (sustitución), transporte, seguros (ambos en el caso de los manejos de valores) que en definitiva pueden alcanzar una cifra impresionante equivalente al 1,7% del PIB global según las últimas mediciones.

En comparación con el dinero físico, el dinero electrónico es mucho más seguro, cómodo, rápido y, sobre todo, trazable (ya que deja huella del origen y destino) dificultando las posibilidades de falsificación y fraude.

¿Qué tiene que ver Satoshi Nakamoto y el Bitcoin con esto?

Esta es la pregunta del millón y sí, en realidad tiene mucho que ver. Cuando Satoshi Nakamoto, que ojalá goce de gran salud donde quiera que se encuentre, diseñó el Bitcoin y la tecnología que lo hace posible el Blockchain, generó una suerte de bomba de relojería en un producto altamente disruptivo sólo comparable con la electricidad o el Internet, pues su influencia en todas las esferas de la tecnología, las finanzas, hasta en la forma de pensar de los humanos es innegable.

Muestra de ello es que por ejemplo, los responsables del Banco Central del Dinamarca, piensan eliminar el dinero físico, pero de una forma todavía más radical que la de sus pares de Suecia. Los responsables del Banco Central de ese país, están evaluando la posibilidad de crear una criptomoneda para sustituir la masa monetaria de Dinamarca, con la finalidad de obtener las ventajas y la seguridad que representa tener una criptomoneda, ya que facilitará el control y la trazabilidad del dinero en mano de los ciudadanos daneses, dificultando enormente el delito del lavado de dinero y blanqueo de capitales, así como la financiación del terrorismo.

Sin embargo, esta idea, no es únicamente de Dinamarca, pues Suecia también estudia dar un paso más allá hacia la desmonetización creando su criptomoneda y hasta Gran Bretaña se ha sumado a la carrera de la investigación para buscar los puntos de factibilidad de una implementación de este tipo en la economía de ese país, algo que de llevarse acabo en ese país, se extenderá seguramente a todo Reino Unido. Pero Asia, no se queda atrás, Singapur, Filipinas y Japón, están llevando a cabo los mismos estudios para llevar sus economías hacia la desmonetización de las mismas y la sustitución del dinero físico por una criptomoneda basada en un Blockchain. En este lado del mundo, Canadá es la que está a la cabeza en la carrera por la investigación y análisis de factibilidad de sistemas de monedas basados en un Blockchain controlado por el Banco Central de ese país. En la región, hay casos de estudio en ese sentido por parte de la Federal Reserve System o FED, (en español el Sistema de la Reserva Federal) de los EE.UU., para crear una criptomoneda basada en el dólar, así como el caso de Ecuador que lanzó su propia sistema monetario electrónico en el 2014, el cual no es ampliamente aceptado y utilizado por la población.

Lo cierto es que la tendencia es clara, muchos países están buscando formas alternativas que lleven a una desmonetización de sus economías para ser sustituídas por el dinero electrónico, pero este cambio no puede ser llevado a cabo de un día para otro, pues primero se debe medir los riesgos sistémicos, el tipo de Blockchain, la capacidad, la estructura, la escalabilidad del mismo y la seguridad sobre todo, ya que ningún país se puede dar el lujo que ocurra nuevamente lo que le pasó a Estonia en el año 2007 cuando por simplemente, por mover un monumento a los soldados rusos caídos durante la II Guerra mundial, desde el centro de la capital a un cementerio en las afueras de la misma, este país recibió desde Rusia una retaliación mediante un ciberataque masivo contra la infraestructura de Internet de Estonia, un país altamente tecnológico y dependiente de los servicios basados en Internet, dejando a ese país colpsado a nivel financiero y público por varios días, por lo que en caso que un país decida dar el paso para la creación de su propia criptomoneda, debe atender la seguridad y estabilidad de sus nodos, ante cualquier ciberataque por parte de una potencia extranjera, lo cual en un caso hipotético de ataque puede poner en jaque su economía.

Luego el siguiente factor a tomar en cuenta sería la educación financiera de los ciudadanos de un país, ya que la viabilidad de una moneda fiduciaria o una criptomoneda, depende de la aceptación y uso por parte de las personas, lo cual le daría vida al mercado. Volviendo al caso de Ecuador que en el 2014 lanzó su propio de dinero electrónico, como no se llevó a cabo una verdadera campaña de información que precediera su lanzamiento, dicho sistema no ha tenido la aceptación esperada de los ecuatorianos, ya que no llevaron a cabo estudios de opinión, no se incentivó seguramente las bondades del sistema y tampoco se trabajó por tener una extensa red de puntos donde se pueda emplear dicho sistema*. Ello demuestra la importancia de tomar las decisiones en el momento justo y no de acuerdo al capricho político del gobernante de turno.

(*) Nota: En los links les dejamos un estudio sobre la viabilidad de dicho sistema en Ecuador.

¿Qué pasa con la Privacidad y la Seguridad?, el negocio redondo de la Banca

Aunque el futuro luce desmonetizado, hay grupos de personas en el mundo que no están de acuerdo con esta nueva tendencia, pues lo primero que se verá vulnerado será la privacidad del ciudadano. Muchas personas no comparten la visión de un mundo seguro, transparente y controlado con dinero traceable por parte de los gobiernos, pues muchas asociaciones pro privacidad, anarquistas, de los derechos de los consumidores, así como de otro tipo, advierten seriamente sobre los riesgos que representa para la privacidad, este futuro distópico que se está volviendo real, además de que al ser un territorio no explorado en su totalidad, los usuarios pueden ser expuestos a nuevas formas de cibercrimen cada vez se sofistican más.

Sólo en Suecia, los casos durante el 2015, el Justitiedepartementet, (en español Ministerio de Justicia) atendió más de 140.000 casos relacionados con fraudes electrónicos, por lo que para muchos, desmonetizar la economía de un país, representa una perdida de libertades civiles y una alta exposición de cibercrímenes.

Entre los organismos de defensa de los derechos de los consumidores, está el alegato más frecuente y ciertamente más apremiante sobre la situación de la población más anciana y los refugiados en Europa, los cuales ante la eliminación del dinero en efectivo, pasarían a convertirse en marginados sociales, que no tendrían derecho a acceder a los bienes y servicios por no poseer una tarjeta de crédito, una tarjeta de débito, un smartphone o un teléfono móvil.

Muchas personas consultadas, se preguntaban si como hemos visto antes, un banco con toda la seguridad 24 horas que pueden pagar, han sido robados, ¿qué quedará para los simples ciudadanos como nosotros? decía Gustav Karlsson, viajero Sueco entrevistado vía Skype, el cual también manifestaba que muchas personas no tienen problemas con que gobierno conozca que compra, cuánto compra y dónde compra, pero que a veces es molesto que de masificarse esta metodología por el mundo, la misma sea empleada contra ciudadanos que disientan políticamente del gobierno, lo cual ya en sí es una pérdida de la privacidad que no debería permitirse.

Pero este problema, no termina aquí, pues como todos comprenderán este es el gran negocio para la Banca, pues toda transacción electrónica genera una comisión, por lo que los ciudadanos de un país desmonetizado, ciertamente pasarán a ser las personas que mantengan las infraestructuras de los Bancos, que al mismo tiempo que obtienen más ingresos con la mayor cantidad de transacciones, ahora reducen sus costos operativos en seguridad de agencias, transporte y custodia de valores, cobertura de seguros para las agencias, número de empleados, en fin, con una economía desmonetizada llegamos a la era de oro de los Bancos y las FinTech.

Para los más cercanos a las ideas anarquistas, ven un futuro negro para las libertades individuales, sin derecho a la privacidad, pero también un futuro altamente dependiente de los Bancos y el sistema financiero en general, pues las personas desbancarizadas serán las más vulnerables y propensas a quedar fuera de la sociedad.

Concluyendo

Es impresionante como Suecia avanza hacia un futuro sin dinero en efectivo, con un presente dominado por las apps de pagos móviles, las tarjetas de crédito y débito. Tendencia que parece estar encontrando cada vez más seguidores en el resto de los países del globo. Algunos proyectos estiman que para el 2030 esta nueva forma de llevar la economía de un país, estén completamente desarrollados y puestos en marcha, en algunos casos coexistirán ambas monedas, pero en otros se llevará a cabo la sustitución total del dinero físico en favor del dinero electrónico.

Ahora, por otra parte, implementar una criptomoneda en un país, requerirá que los ciudadanos tengan confianza en el Banco Central de su país, como Lasse Birk Olesen, cofundador de la firma de tecnología financiera Coinify, manifestó en una entrevista: “En Dinamarca y el resto de Europa hay un nivel relativamente alto de confianza en el Banco Central. En Venezuela, no tanto“, por lo que es de suponer que llevar a cabo reformas monetarias de este tipo, los ciudadanos deben tener plena confianza en el emisor.

Claro, nuestro país es noticia, puesto que ha llevado a cabo políticas monetarias erradas que han llevado a que tengamos la inflación más alta del mundo y por ende una creciente desconfianza en el ente emisor de nuestra moneda, el Banco Central de Venezuela (BCV). Como ya se ha conocido en los medios, son varios los economistas que han alertado a la opinión pública acerca de la improvisación en materia monetaria que lleva a cabo el gobierno, acrecentadas desde que éste anunció el retiro de los billetes de más alta denominación del cono monetario es decir los billetes de Bs.100, para ser sustituído por los nuevos billetes de Bs.500 que llegaron hace una semana atrás y que a la fecha nadie ha visto, bajo la promesa que serían repartidos durante la primera semana de enero de 2017. No obstante, los economistas sigue advirtiendo que no es prudente retirar abruptamente los billetes de Bs.100, pues la economía del país no está preparada para el retiro de los billetes y ello acarreará innumerables problemas logísticos a las personas y comercios.

En todo caso, el mundo avanza hacia un nuevo modelo de sociedades más transparentes y más desarrolladas, con su dinero y activos a la vista de cualquiera, que sacrificarán el derecho a la privacidad en favor de un mayor control de la financiación de actividades ilícitas y el terrorismo. Ahora queda por ver si los ciudadanos aceptarán el cobro por las transacciones electrónicas, que al fin y al cabo se pueden evitar o llevar a su mínima expresión con Bitcoin o cualquier otra criptomoneda.

Larga vida al Bitcoin y a las criptomonedas No emitidas por Entidades Centrales…!!!

Si te ha gustado esta nota, puedes considerar hacer una donación al responsable del artículo, patrocinarle o simplemente regalarle una propina, ingresando en este Link: EspacioBit.com.ve: Donaciones y Patrocinios 🙂 indicando vía email a quién va dirigida dicha propina. Gracias.

Fuentes en inglés: KTH.se: Cashless future for Sweden? – Research news, Government.se: Government Offices of Sweden.

Otros links de interés: SwishMe.com, Efectivo.ec, Repositorio.UCSG.edu.ec: VIABILIDAD DEL DINERO ELECTRÓNICO EN EL ECUADOR – AUTOR: Zapata Velastegui Christian Xavier, LaPatilla.com: Venezuela no está preparada para retiro de billetes, Analitica.com: Indiazuela: ¿Qué podemos esperar de la desmonetización venezolana dada la experiencia India??.

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.