- Publicidad/Advertisement -

Micronoticia: Los venezolanos no creen en el Bitcoin. Ellos necesitan Bitcoin, según Jim Epstein

LOS ANGELES: El fin de semana tuvimos oportunidad de leer un nuevo artículo de Jim Epstein de Reason.com una revista libertaria estadounidense con sede en Los Angeles, California, el cual invitamos a leer con detenimiento, por lo interesante de su enfoque, precisamente por que dicho productor de noticias, ha tomado un especial interés por los esfuerzos de los venezonalos y los latinoamericanos en general por el uso del Bitcoin para escapar de la probreza y de las limitaciones a sus derechos personales y/o políticas en países como Venezuela o Brasil principalmente.

En esta oportunidad, Jim Epstein en primer lugar hace mención del grupo de “Bitcoin Venezuela” creado por Randy Brito en el 2013, el cual es el lugar encuentro para todos los Bitcoiners venezolanos, indicando que la plataforma Facebook funciona como un bazar en línea con los anuncios que van desde vehículos, pasando por productos de cuidado personal, equipos electrónicos hasta ropa y más, según lo relató en su artículo anterior de la misma revista Reason.com: The Secret, Dangerous World of Venezuelan Bitcoin Mining, (en español El mundo secreto y peligroso mundo de la Minería Bitcoin en Venezuela).

Jim Epstein comenta que aunque Randy Brito concibió inicialmente el grupo de Facebook, como un foro educativo para las ideas libertarias,este grupo se convirtió en algo más pragmático: un mercado para el comercio de bienes esenciales para Bitcoins, ya que según el propio Brito, la mayoría de los usuarios de Bitcoin venezolanos no son libertarios per sé, idea que concluyó luego de realizar una entrevista vía Podcast que hizo con Tom Woods, en la cual Woods le preguntó ¿Por qué los usuarios de Bitcoin venezolanos no conectan los puntos?

- Publicidad/Advertisement -

Lo cierto es que Epstein le respondió que comparando cómo en los EE.UU., el uso del Bitcoin se liimita principalmente a expertos en computadoras y libertarios basicamente, ya que con muy pocas excepciones, el Bitcoin no es particularmente útil porque la inflación en ese país no es realmente un problema y tampoco en su mayor parte el gobierno de los EE.UU., pues éste último no tiene la política de obstruir el flujo de dinero dentro y fuera del país lo cual se contrapone totalmente a la situación de nuestro país según siguió explicando Jim Epstein, pues en Venezuela, el Bitcoin sirve como un refugio de la hiperinflación reinante, y como una manera de burlar los restrictivos controles monetarios desastrosos que hacen que sea difícil importar bienes del exterior.

Para Jim Epstein, los libertarios merecen todo el crédito para mantener vivo el Bitcoin en sus primeros años, pero el futuro del mismo depende enormemente de las personas que no han pasado mucho tiempo pensando en lo que el gobierno ha hecho a nuestro dinero. En nuestro caso específicamente, Epstein asegura que los venezolanos no están utilizando el Bitcoin porque crean en él, sino que lo usan porque lo necesitan. Algo que es una verdad como el sol ya que muy pocos son los venezolanos que se dedican a conocer lo que está detrás del Bitcoin y cuál era verdaderamente el objetivo de Satoshi Nakamoto.

En respuesta: La verdad es la verdad

Es innegable el hecho que los venezolanos están utilizando en su gran mayoría el Bitcoin sólo para escapar del férreo control que mantiene el gobierno sobre su capital, el cual no puede ser convertido a ninguna divisa (salvo casos especiales debidamente autorizados por el Estado) y tampoco el Bitcoin es utilizado por que conozcan y compartan plenamente las ideas libertarias más básicas.

A mi entender como ciudadano de este país, debo explicar a nuestros colegas del exterior, que America Latina en general fue inoculada en su totalidad con dos virus ideológicos que desde mediados de la década de 1930 en el siglo pasado empezaron hacer estragos hasta crear la masa crítica que existe actualmente el “socialismo” y el “comunismo“. En esa época cuando empezó a extenderse como pólvora en una región deprimida y pobre del continente americano, los conceptos de la igualdad, la lucha de clases, el proletariado, la colectivización de la propiedad de los medios de producción, etc., empezaron a calar en psique de los latinoamericanos y en los venezolanos en general. De hecho el partido Acción Democrática (AD) fue conformado en 1941 en Venezuela, bajo los ideales del Partido del Pueblo, basado originalmente en ideas de la izquierda socialista, que profesaba sus ideas de nacionalismo, policlasismo, interclasismo, progresismo y por supuesto no podía faltar en un partido de izquierda el “antiimperialismo”, aunque años más tarde, en la década de los ochenta tuvo una transición hacia una ideología más socialdemócrata situada en las tendencias de centro a centro-izquierda más moderada para suavizar sus ideologías inciales, dejando de lado el estatismo para basarse ahora en una doctrina más pluralista.

En lo personal me permito hacer un inciso más al respecto, ya que he tenido la posibilidad de hacer varias entrevistas para trabajos universitarios, durante unos 8 meses a personas de varias edades y varios estratos sociales que vivieron esa época del romanticismo global por el comunismo. En las mismas, quedó determinado cómo muchos de los jóvenes de esa época crecieron bajo la idea utópica que pregonaban esas doctrinas políticas, por una parte, el socialismo se presentaba como un sistema social y económico que se caracterizaba por el control por parte de la “sociedad organizada” tanto de los medios de producción como de las diferentes fuerzas de trabajo asociados a los mismos, pensamientos que calaron en gran parte de esos venezolanos y luego para una parte de la población algo más radical, se vió inmersa en la doctrina del comunismo basado en la planificación colectiva de la vida comunitaria, la abolición de la propiedad privada de los medios de producción sobre el trabajo y la eliminación de las clases sociales y el Estado, con la finalidad de crear una sociedad igualitaria con iguales derechos y deberes modelados bajo un orden socioeconómico basado en la posesión colectiva de los bienes, sea de producción o de consumo.

Una de las causas de la masiva influencia de la doctrina del socialismo del siglo XXI, que se instauró en el Venezuela en éstos 18 años, es que esas doctrinas han venido sembrándose desde hace al menos unos 30 años atrás tanto en este país como en el resto de América Latina, por razones que no vienen al caso en esta nota.

En todo caso, los tiempos ciertamente han cambiado, Venezuela vivió un período de una economía pujante dominada por el aumento de los precios del petróleo, lo que permitió que esas corrientes ideológicas quedaran adormecidas por algunos años, bajo el cobijo de la bonanza financiera que imperó en nuestro país durante las décadas de 1960, 1970 y parte del 1980. No obstante, el hecho que éstas ideologías quedaran en hibernación, no significa que no se expandieran poco a poco dentro de las universidades y cuarteles, para resurgir en la década de 1990 durante las intentonas golpistas, historia que tampoco viene al caso contar en detalle en este artículo.

El libertalismo en Venezuela ¡no existe!

El libertarismo como filosofía política es un concepto muy etéreo para los ciudadanos de la región latina “salvo contadas excepciones”, por lo que comprender la vigencia suprema de la libertad individual, “el derecho del individuo sobre sí mismo, cuyo único límite no es otro que el derecho ajeno“, no es posible para muchos. jóvenes de mi edad o mayores que yo. Comprender que la base de la ideología libertaria es la libre asociación, la política antiestatista (que lo quiere controlar todo) y la economía capitalista de libre mercado “laissez-faire” (en español se traduce como dejen hacer, dejen pasar), no es una tarea sencilla luego de años de sembrar una ideología totalmente contraria. Básicamente, para los libertarios toda relación humana debe ser producto de pactos voluntarios entre las partes, siendo en todo caso posible el uso de la fuerza contra otros, sólo de forma defensiva o ante el incumplimiento de un acuerdo bajo el “principio de no agresión” cuando su necesidad sea válida legítimamente.

Ahora bien en Venezuela, no éxisten partidos puramente libertarios, que promuevan estas ideas en la población, pues todos ellos poseen una mezcla de izquierda o centro izquierda suavisada, razón por la cual la gran mayoría de Venezolanos no vé ni verá el beneficio que puede traer para el país el libertarismo. Sin duda, nuestro país en éstos oscuros momentos necesita conocer el libertarismo, para luego poder contrastar sus preceptos contra el resto de las corrientes del pensamiento a fin de demostrar los verdaderos alcances en una sociedad como la nuestra plenamente dominada por los discursos socialistas, basados en ideas de la lucha de clases, el estatismo y la concentración de poder con la finalidad de dividir para destruir.

Volviendo a la nota de Jim Epstein, luego de haber abordado lo que considero es la razón por la que los venezolanos no usan el Bitcoin porque crean en el, sino por necesidad, sólo nos resta invitarlos a escuchar el Podcast con la entrevista con Tom Woods, la cual posee el traductor activado para quienes no dominan el inglés.


Para leer el artículo recomendado completo en inglés, para conocer más detalles, visita la Web de Reason y escuchar el Podcast: Reason – reason.com: Venezuelans Don’t Believe in Bitcoin. They Need Bitcoin., Reason – reason.com: Jim Epstein Profile – Productor.

Descargo de responsabilidad EspacioBit/EspacioBit Disclamer: EspacioBit informa que no se hace solidariamente responsable de las opiniones emitidas por el autor del artículo. En consecuencia, cualquier duda, aclaratoria o derecho a réplica se le debe solicitar directamente al responsable del presente artículo de opinión en nuestras cajas de comentarios. – Si te ha gustado esta nota, puedes considerar hacer una donación al responsable del artículo, patrocinarle, simplemente regalarle una propina o invitarle un café, ingresando en este Link: EspacioBit.com.ve: Donaciones y Patrocinios 🙂 indicando vía email a quién va dirigida dicha propina. Gracias.

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.