- Publicidad/Advertisement -

En el último año hemos sido testigos de cómo Venezuela ha entrado en una espiral indetenible de devaluaciones consuetudinarias de la moneda, inflación galopante a punto de convertirse en hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas, generando en consecuencia una pérdida de la calidad de vida impresionante que ha llevado a un amplio sector de la población joven a replantearse su vida en el país o planificar emigrar para otro. Sin embargo, para los que aún se resisten a irse de Venezuela, han encontrado nuevas formas de sobrevivir a éstas duras condiciones de vida.

Desde hace poco más de un año aproximadamente, el volumen de comercio mensual en Surbitcoin se ha triplicado, de acuerdo a lo informado al portal Reason.com por Rodrigo Souza, el empresario estadounidense y fundador de BlinkTrade, la empresa que opera esa casa de intercambio en Venezuela. Como todos sabrán, Surbitcoin es un mercado en línea donde los venezolanos compran y venden Bitcoins, mediante la moneda de curso legal del país, es decir el Bolívar Fuerte (VEF).

Ventaja o Desventaja depende del cristal con que se mire

compras-en-linea-con-bitcoin

Si bien es cierto que una cantidad creciente de venezolanos ha empezado a adoptar el Bitcoin para realizar sus compras en el exterior de productos o servicios en sitios de comercio electrónico como Amazon.com (artículos de todo tipo), Localtelus.com (medicinas), Walmart.com (alimentos, juguetes, artículos electrónicos, ropa y calzado, etc.), QueBuenaCompra.com (artículos variados), MercadoLibre.com.pa (artículos de toda clase) entre otros portales, para luego reclamar sus paquetes llenos de alimentos, medicinas, repuestos de vehículos y maquinarias, equipos electrónicos, insumos médicos, etc., directamente en Venezuela enviados desde Miami, Ciudad de Panamá o Bogotá por vía aérea o marítima, hay que entender que esto ha creado una especie de burbuja que terminará por explotar justo cuando en el país ya las personas no puedan con sus salarios depauperados pagar el costo de dichos productos importados.

- Publicidad/Advertisement -

Sólo basta con hacerse algunas preguntas, ¿Qué pasaría en Venezuela, si el cambio del mercado no oficial supera los Bs7000 por cada dólar, cómo han vaticinado algunos economistas para el próximo año?, ¿Cómo serán las condiciones de vida de los Venezolanos de llegarse a ese escenario?, ¿Cuántos venezolanos podrán adquirir bienes importados adquiridos a una tasa de ese nivel?, ¿Cuántos comerciantes que actualmente compran bienes con Bitcoin podrán continuar en el negocio sin clientes?, Algunas preguntas para hacer el ejercicio de imaginar que sucederá en Venezuela en el próximo año.

De no creer que pudiera llegarse a una cifra como la anterior, sólo basta con recordar que en las últimas 2 semanas hemos visto como el mercado no oficial del dólar ha aumentado a niveles que nunca nadie se imaginó, ni aún en sus cálculos menos acertados, pues el cambio no oficial de la paridad Bs.1000 por cada dólar, llegó a superar hoy los Bs.4000 por cada dólar, situación que en otras palabras, elevará el costo de los productos importados a niveles que muy probablemente la mayoría de las personas no podrán pagar, acrecentando así la brecha social existente en el país, donde un pequeño grupo puede vivir cómodamente, mientras la mayoría de la población que no es privilegiada o que aún no conoce el Bitcoin se enfrenta a un futuro incierto, ya que el año 2017 según algunos organismos tiene desde ya una inflación proyectada en torno al 2500%. De ser cierta esta situación, es poco probable que esos bienes o servicios puedan ser pagados, restringiendo la demanda de los mismos y colocando en una dura situación a los oferentes de este nuevo mercado. Ya hemos visto esa situación con la comida y los artículos de aseo personal por ejemplo, cuando un desodorante importado puede llegar a costar Bs.6000 en Caracas, mientras que ese mismo artículo en el Táchira (Estado fronterizo con Colombia), puede llegar a costar Bs.1200. Este panorama hace que el mismo artículo tenga una muy baja rotación de inventario por la poca demanda del mismo.

Esto a todas luces, puede cambiar la ventaja de comprar bienes en el extranjero por una desventaja por contracción de la demanda de esos bienes, pues si el poder adquisitivo sigue mermando (como parece que lo seguirá haciendo), cada vez menos personas comprarán esos bienes importados, llevando incluso a los comerciantes de ese sector a encarar una dura situación económica por una caída de las ventas que los obligue a buscar nuevos mercados.

El culpable

1984-poster-big-brother-is-watching-you-venezuela

Indudablemente, aunque desde el gobierno se habla de guerra económica, todo el mundo sabe que en un país donde el Estado es quien controla la producción, distribución y comercialización de los bienes de consumo producidos por las empresas públicas y privadas, gracias a una suerte de todo tipo de controles políticos, monetarios, fiscales, arancelarios, sociales, laborales y hasta comunicacionales haciendo poco probable que exista tal guerra contra la economía del país. En consecuencia, este escenario de control al mejor estilo de la obra distópica orwelliana 1984, deja como principal causante de esta situación ha sido el gobierno venezolano, ya que en caso tal de existir el supuesto antes señalado, entonces el mismo gobierno no ha tomado las medidas necesarias para evitar esta situación y por el contrario, sólo se ha sentado a ver pasar los acontecimientos acusando a terceros de la grave situación económica sin tomar acciones.

Por otra parte el gobierno ha regulado y restringido el flujo de divisas en el país a través de un sistema cambiario que ha sido modificado varias veces desde que fue creado en febrero de 2003, llevando las liquidaciones de moneda extranjera para empresas privadas prácticamente a cero y favoreciendo sólo a un pequeño grupo de empresas ligadas al Estado con un dólar preferencial en el mercado oficial, que se sitúa en Bs.10 por cada dólar o permitiendo algunas liquidaciones de divisas controladas para sectores de primera necesidad a una tasa también oficial llamada SIMADI la cual cerró hoy mismo en Bs.663,2978 por cada dólar.

1984-venezuela-dolar-prohibited

Las causas se originaron ciertamente en que el gobierno en medio de una bonanza petrolera sin precedentes tomó el camino de las importaciones de bienes y servicios en detrimento de la producción nacional, algo que como es lógico en tiempos de crisis de los precios del crudo, pasaría factura a la economía venezolana, pues se creó una fuerte dependencia de bienes foráneos en lugar de favorecer la creación de un entramado empresarial que pudiera crear bienes dentro del país sin depender desmesuradamente de los bienes de consumo extranjeros. La gran falla estructural del modelo económico oficial, fue depender exclusivamente del ingreso petrolero, pensando que toda la vida estaría sobre los U$D100 dólares por barril o al menos como mínimo aceptable por el Estado en unos U$D90 dólares por barril, cosa que jamás iba a suceder pues ese mercado fluctúa muy rápido de acuerdo a factores políticos, económicos e incluso de producción que en un determinado momento incidan en los precios, como ha sido el caso del exceso de oferta de crudo que hay en el mercado y a precios más baratos que los del cartel de la OPEP, ocasionado por el método del fracking o fracturación hidráulica implementado en EE.UU.

Así mismo el gobierno actual, no ha sabido generar confianza a través de políticas que atraigan la inversión interna y externa, por lo que ha quedado entrampado en su propio discurso de ataque al sector privado el cual si posee la capacidad para coadyuvar en el rescate de la economía venezolana y que a falta de seguridad política, jurídica, tributaria y personal jamás tendrán las condiciones mínimas para invertir en Venezuela.

¿Qué ha pasado con el circulante en Venezuela?

restriccion-del-circulante-en-venezuela

El gobierno en su afán por ejercer alguna especie de control de daños hacia final del año 2016 ocasionados por la inflación, ha decidido restringir la circulación de efectivo dentro del país, mediante una escasez de billetes artificial que ha empeorado la economía y la calidad de vida de los ciudadanos, quienes deben hacer grandes recorridos para sacar la cantidad máxima diaria que con el cambio actual es poco más de U$D2. El cono monetario de Venezuela ha sido rebasado por la inflación del país que según un cálculo realista pudiera terminar al cierre de este año 2016 en un 1200% para el período, aunque muchos “respetados” economistas sigan diciendo en los medios de comunicación que dicha estimación no pasará del 800%, basado supuestamente en cálculos conservadores.

Para comprar con el billete de más alta denominación un desayuno en un sitio del Este de la ciudad de Caracas, hacen falta al menos 25 billetes de Bs.100 para sólo comprar el primer alimento del día. Ahora bien, si almorzamos en un restaurant promedio, podemos gastar entre 40 y 60 billetes de la más alta denominación, lo cual amerita que en un solo día de gastos ordinarios una persona pueda gastar entre 85 y 100 billetes (entre Bs.8500 a Bs.10000) por día, que equivalen a poco más de la tercera parte del salario mínimo mensual el cual es Bs.27091.

Como agravante a esta situación, tenemos que el Banco Central de Venezuela BCV no ha suministrado las cifras y datos macroeconómicos reales para conocer la situación del país, impidiendo de esta forma que se realicen los cálculos reales que determinen el estado de las finanzas de la nación.

Lo que piensan los medios foráneos sobre el Bitcoin

super-bitcoin-en-venezuela

Para la prensa extranjera que ve la situación de la economía venezolana, el Bitcoin viene a convertirse en una especie de elemento libertario que permite a los ciudadanos escapar a las restricciones impuestas por el gobierno desde el punto de vista macroeconómico, ya que el Bitcoin es una criptomoneda que no puede ser regulada, ni controlada por Estado o Nación alguno en el mundo al ser dinero electrónico basado en criptografía avanzada, matemáticas y que emplea como vehículo de transmisión y almacenamiento el Internet.

De hecho en varias publicaciones, se han realizado trabajos con entrevistas a personas que no sólo compran o venden Bitcoin para utilizarlo como medio de pago o como medio de resguardo y protección de sus activos, sino que ahora han cobrado nuevamente protagonismo los mineros de Bitcoin. En dichas entrevistas, con nombres no reales y sin revelar el paradero de sus operaciones mineras, éstos arriesgados venezolanos explotan la minería de criptomonedas, una actividad que aún no es comprendida por los órganos del poder judicial, ni por la prensa oficial del gobierno que la tildan de ilegal (sin entender que no lo es) la cual deja un buen rédito si se ejerce de forma profesional y que permite a esos profesionales de la minería sobrevivir en mejores condiciones que muchos venezolanos, ya que tienen la posibilidad de acceder diariamente a una cantidad de criptomonedas que luego son negociadas en mercados P2P como Localbitcoins o vendidas en exchanges como Surbitcoin, Cryptobuyer, Yabit y otros menos conocidos, lo cual les permite una mejor calidad de vida superior al promedio, claro está corriendo grandes riesgos.

Ello sin duda para cualquier reportero es una gran historia, como la de David contra Goliat, que al final sin que nadie esperara que tuviera alguna oportunidad, logra vencer las limitaciones del todopoderoso y gigante Estado para subsistir, sin embargo, ello apenas representa un muy pequeño sector de la población que actualmente conoce y comercia con Bitcoin en el país dejando por fuera a millones de venezolanos que si están siendo golpeados por Goliat.

La realidad es que la batalla se está perdiendo, pues cada vez hay más personas e incluso familias enteras buscando en la basura a las puertas de restaurantes y panaderías para poder comer o a personas que deambulan en la calle, vendiendo con sobreprecio productos de primera necesidad que han logrado conseguir de alguna forma. Obviamente, una situación que seguirá agravándose en los próximos meses de no existir una verdadera voluntad de cambio por parte del gobierno, que lleve a un nuevo modelo económico.

Concluyendo

bandera-de-venezuela

Esta crisis que vive Venezuela, ha llevado a muchas personas a tener que reinventarse, los más aventajados han conocido, estudiado y hasta comerciado con Bitcoin y otras criptomonedas. Basta con ver las decenas de foros en Facebook, Telegram, Whatsapp, Line y otros, donde la gran mayoría de los que opinan y dan consejos son precisamente venezolanos que han logrado dominar los aspectos generales de las criptomonedas y de hecho muchos han dejado sus empleos formales para dedicarse de lleno a esta actividad.

La situación ideal sería que el conocimiento sobre Bitcoin se pudiera masificar para que así una mayor cantidad de personas accedan a los beneficios que puede brindar el Bitcoin y las criptomonedas en general a las vidas de las personas, pero para ello, aún se necesita tiempo, esfuerzo y crear el mensaje adecuado que rompa los paradigmas creados en torno a este mundo por los medios oficiales que siempre enviaron el mensaje incorrecto acerca del Bitcoin, para sólo indicar que era la vía más utilizada por los delincuentes y terroristas internacionales para mover dinero, algo que es absolutamente incorrecto, pues a lo largo de la historia se ha movido mucho más dinero sucio en cualquier moneda fiduciaria o títulos al portador y otros instrumentos financieros en cualquier país del mundo, que todo el Bitcoin y las criptomonedas juntas generadas hasta la fecha desde el 2009, razón por la cual semejante asociación está fuera de lugar.

Lo que es un punto importante para el próximo año, será la situación de la banca nacional, pues en un informe de la firma Aristimuño Herrera y Asociados, denominado “Los puntos críticos del sistema financiero para 2017“, publicado en el portal BancayNegocios.com, se perfila que “el sector bancario venezolano, caracterizado como uno de los más pujantes de la economía nacional, no escapa de las condiciones generales del país, pues el momento de contracción que atraviesa Venezuela también afecta a la industria financiera, cuyo PIB es negativo al igual que el de la gran mayoría de los sectores que aportan a la actividad económica“. Ello se puede traducir en un redimensionamiento de algunas entidades, de hecho ya algunos bancos han comenzado a fusionar agencias y a eliminar cajeros electrónicos, ya que sus ingresos han mermado y los costos operativos se han disparado hasta las nubes, algo que sin duda es bueno para el ecosistema Bitcoin, pues muchas más transacciones serán realizadas en dicho mercado aumentando así de manera sustancial su adopción en Venezuela.

En todo caso, si las condiciones económicas siguen desmejorando día tras día, el mercado del Bitcoin en Venezuela, seguirá creciendo hasta lograr uno de los más altos niveles de comercialización del mundo, lo cual abre un canal de oportunidades para que nuevos actores en el mercado de los exchanges en el país.

Cómo siempre hemos dicho, “Happy trading…, mientras se pueda.

Descargo de responsabilidad EspacioBit/EspacioBit Disclamer: EspacioBit informa que no se hace solidariamente responsable de las opiniones emitidas por el autor del artículo. En consecuencia, cualquier duda, aclaratoria o derecho a réplica se le debe solicitar directamente al responsable del presente artículo de opinión en nuestras cajas de comentarios. – Si te ha gustado esta nota, puedes considerar hacer una donación al responsable del artículo, patrocinarle o simplemente regalarle una propina, ingresando en este Link: EspacioBit.com.ve: Donaciones y Patrocinios 🙂 indicando vía email a quién va dirigida dicha propina. Gracias.

Fuentes en inglés: Reason.com: 3 Ways Bitcoin Is Promoting Freedom in Latin America, Reason.com: The Secret, Dangerous World of Venezuelan Bitcoin Mining, BancayNegocios.com: La banca necesitará reformas estructurales en la regulación de sus operaciones para 2017.

Otros links de interés: Amazon.com, Locatelus.com, Walmart.com, QueBuenaCompra.com, MercadoLibre.com.pa, SurBitcoin.com, BlinkTrade.com, Cryptobuyer.io, Yabit.com.ve, LocalBitcoins.com.

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.