- Publicidad/Advertisement -

El camino hacia el emprendimiento no es fácil y nadie lo dijo que lo fuera. Emprender es muy complicado y necesita que estés muy dedicado a ello, seas perseverante y pongas todo tu esfuerzo.

Nadie nace sabiendo hacer todo, así que es muy normal que puedas cometer algunos errores o vivir algunos fracasos antes de encontrar tu idea ideal para llevar a cabo este desafío.

A continuación, te mostraré las equivocaciones y errores más comunes cuando se decide comenzar un proyecto. De esta forma estarás prevenido para todo, ¡saca la libreta y toma buena nota!

Los errores más comunes a la hora de comenzar un negocio

Hasta el mínimo detalle

hasta-mas-minimo-detalle

- Publicidad/Advertisement -

Cuando emprendes has de ser consciente de cierto tipo de decisiones, ya que pueden cambiar de forma drástica tu vida y tus proyectos. Por ejemplo: la formación que tienes, el presupuesto para comenzar, los procesos legales, etc.

Aún así, no podemos quedarnos con lo más superficial. Existen otras partes más pequeñas de las que hay que ser consciente a lo largo de los días, y que pueden afectar mucho tu proyecto. Los siguientes puntos, a pesar de ser de sentido común, los solemos olvidar muchas más veces de las que te imaginas:

#1. Querer hacerlo todo uno mismo

querer-hacerlo-todo-uno-mismo

Lo primero que debes tener claro es que es muy difícil empezar un negocio por uno mismo, por mucho que creas que la idea que tienes en mente es válida, es muy complicado prosperar sin un equipo que quiera emprender al igual que tú. Es conveniente que incorpores profesionales muy buenos con el fin de que te ayuden a crecer paso a paso. Por esto mismo te recomendamos que incluyas en el presupuesto cierto tipo de margen que te pueda a contratar a gente buena, aunque sean freelance.

#2. No tener un plan de negocios o no tenerlo por escrito

no-tener-un-plan-de-negocios-o-no-tenerlo-por-escrito

Debes pensar en la necesidad de crear un plan de acción que incluya todo el capital que vas a requerir para avanzar. Esto se refiere a cuánto dinero y cuánto tiempo vas a invertir en alcanzar tus metas. Es importante que lo plasmes por escrito ya que, si en algún momento tu negocio comienza a padecer problemas económicos, esto te puede ayudar a atraer accionistas, buenos inversores y a visualizar tu futuro sin perder el foco en lo importante.

#3. Cerrarte en el producto que tú deseas

cerrarte-en-el-producto-que-tu-deseas

Lo más esencial es saber si realmente tu público objetivo quiere tu producto, independientemente de que tú creas que puede llegar a ser útil o valioso, es imprescindible que te guíes por lo que te dicen. Por este motivo se recomienda realizar estudios de mercado, puesto que permiten descubrir a los clientes potenciales.

#4. Calcular mal el presupuesto necesario

calcular-mal-el-presupuesto-necesario

Uno de los errores más habituales es el de comenzar el negocio sin tener el dinero suficiente como para desarrollarlo de forma adecuada. Calculan el capital que es necesario para el material, el espacio, el inventario, etc. Si bien, se olvidan en la mayoría de ocasiones de calcular los salarios mensuales, los seguros u otros gastos fijos que la empresa debe asumir con el fin de lograr beneficios.

En algunas ocasiones los emprendedores disponen de una reserva de dinero para mantenerse a sí mismos, siendo precavidos en este aspecto. De todas formas ten en cuenta que por muy viable que sea tu proyecto, si no dispones de capital para sostenerlo en el tiempo llegará un momento en el que tu empresa no pueda mantenerse.

#5. Introducirse en el mercado sin un socio distribuidor

introducirse-en-el-mercado-sin-un-socio-distribuidor

La manera más sencilla de introducirse en el mercado es a través de una red de agentes o de intermediarios que pueden servir como canales fiables de distribución. Esto mismo es lo que pasa con algunos productos de moda, de alimentación, etc. Aún así debes tener claro que los proyectos de servicios lo tienen más complicado. Por esto mismo te aconsejo que elabores una lista de fuentes de referencia dispuestas a facilitarte clientes.

#6. Dejarte aconsejar mal y por todo el mundo

dejarte-aconsejar-mal-y-por-todo-el-mundo

Está muy bien que pidas opiniones y consejos a personas con gran reputación en la materia relacionada con el mundo de tu negocio. Eso sí, debes tener cuidado porque muchas veces pedimos tantas opiniones que la información generada es muy contradictoria. Además, puede repercutir en tu evolución, lo que retrasa la consecución de los objetivos por no lograr una toma de decisiones acertada, causada por la confusión que se ha originado.

#7. Pecar de optimismo en exceso

pecar-de-optimismo-en-exceso

Si quieres comenzar un nuevo proyecto, necesitas de una gran dosis de optimismo. Debes saber que pasarás por diferentes etapas de crecimiento en las que los resultados pueden no ser los más esperados. Por esto mismo, ser o no optimista será la clave en este ámbito.

Esto sí, todo es bueno si no es en exceso. ¿Por qué digo esto? Pues porque cada vez son más las personas que desean comenzar a emprender y tienen un optimismo tan grande que cuando les surgen algún tipo de problema se acaban hundiendo. Caen en la depresión sin saber cómo salir a la superficie otra vez.

#8. No tener una estrategia de crecimiento

no-tener-una-estrategia-de-crecimiento

Cuando comienzas un proyecto debes establecer y gestionar una forma de comunicación que sea efectiva. Ofrece algún producto o servicio al cliente que le pueda gustar. Piensa en ofertas tanto a corto como a medio o largo plazo. Al empezar pensarás en atraer a clientes hacia tu página o producto, pero con el tiempo lo que querrás será que formen parte del programa de fidelización, ya que esto ayudará a que te expandas más. Deberás fijarte también en los clientes habituales para darles mayores beneficios y lograr mantenerlos en el tiempo. Además, ellos te ayudarán y te guiarán a lo largo de todo el camino.

acepta-bitcoin

Asimismo, una de las estrategias más potentes para crecer en el mercado es, como muchos ya sabréis, el uso de Bitcoins, ya que esta nueva moneda permite eliminar costes asociados al cambio de divisas y tiene una gran flexibilidad, además de estar diseñada para Internet, de forma segura. Y no olvidar que está teniendo una buena respuesta ante los nuevos consumidores del futuro.

Por tanto, el uso de Bitcoins es una estrategia que debemos introducir poco a poco en nuestro negocio con el fin de sorprender a nuestro público, satisfacerle y darle lo más novedoso del mercado. ¿Te atreves?

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.