Estamos de regreso luego de unos días que nos tomamos para compartir en familia. En esta entrega, vamos a entrar de lleno en las entrañas del Bitcoin para comprender de donde nace la discusión por todos conocida acerca del tamaño de los bloques. Para ello iniciaremos señalando que la red Bitcoin es hoy en día una Megared de pagos peer-to-peer (punto a punto), que funciona bajo un protocolo de llaves criptográficas, integrada por los pools de minería, por usuarios que reciben y envían Bitcoins, así como por una serie de servicios que corren sobre el Blockchain (cadena de bloques).

Las transacciones que se generan de estas operaciones se registran de forma pública y distribuida en una serie de nodos en Internet, mediante un sistema peer-to-peer de una forma similar a la tecnología utilizada por el BitTorrent para compartir archivos.

Analizando la estructura

blockchain_shared_layers_web

El protocolo de la red Bitcoin, fue diseñado en 2008 y liberado en el 2009 como software de Open Source (código abierto) firmado por el propio “Satoshi Nakamoto” (seudónimo del desarrollador original o grupo de desarrolladores) del Bitcoin. Dentro de la red Bitcoin, las transacciones quedan registradas con un sello de tiempo (inalterable), que se graba directamente en los bloques que forman parte del Blockchain.

Estos registros públicos y distribuidos de transacciones no se pueden alterar o borrar en el bloque directamente, debido a que una vez que se genera el bloque y se registra dentro de la cadena de bloques comienza la generación de uno nuevo y no se puede regresar al anterior, salvo para leerlo, pero en ningún caso modificarlo sin entrar en conflicto con los nodos de la red. Por ello el Blockchain está principalmente diseñado para ser resistente a las manipulaciones a través de la modificación de los sellos de tiempo en forma individual o masiva, pues dado el caracter distribuido de la red, es imposible atacar a todos los nodos a la vez y adicionalmente cada bloque incluye la marca de tiempo anterior, formando una cadena de bloques, que con cada marca de tiempo adicional se refuerza la seguridad de la cadena. Cada registro de cadena de bloque se hace cumplir criptográficamente y es alojado en máquinas que trabajan como almacén de datos (los llamados nodos) que a su vez extienden esta validación a la red en su conjunto, para que exista el consenso.

blockchain_stack_web

Si se observa el Blockchain como una estructura de pila, se puede notar que la misma va creciendo de abajo hacia arriba o desde adentro hacia afuera, según se mire. En primer lugar se creó el Bitcoin como idea fundamental, después se crea su tecnología el Blockchain y luego la minería (al principio solo PC y luego minería más especializada). En la segunda fase nace el intercambio y la valorización del mercado. Por último, en tercer lugar luego de ver todas las posibilidades que ofrece su tecnología, estamos construyendo todo un conglomerado de aplicaciones y servicios que funcionarán en la capa superior o externa del Blockchain.

La Arquitectura del Blockchain es sencilla aunque posee varias capas, las dos más importantes son desde la interna a la externa la Shared Data Layer (Capa de Datos Compartida) y la Shared Protocol Layer (Capa de Protocolo compartida) los cuales constituyen el 80% de toda la pila, dejando el 20% restante para capas de servicios de API’s y Aplicaciones de diferentes tipos y usos. Es preciso recordar que la capa base del Blockchain, no sólo guarda la secuencia de las transacciones con sello de tiempo, sino que también registra las verificaciones llevadas a cabo por los mineros en el respectivo bloque.

Los mineros y el Blockchain

Los mineros son los que llevan a cabo la mayor parte del trabajo de la red y su participación es necesaria para el correcto funcionamiento del Blockchain. Los mineros funcionando como nodos de una red de ordenadores que, juntos, verifican todas las transacciones de Bitcoin y generan nuevos bloques, trabajo que es recompensado por actualmente con 25 Bitcoins por bloque más los cobros por los fees de las transacciones registradas en el mismo, en otras palabras se recompensa la resolución por fuerza bruta del algoritmo con Bitcoins, algo que debido a que el Bitcoin tiene valor en el mundo real, los operadores de estas máquinas están incentivados para que sigan funcionando dentro de la red. Muchas personas que poseen un ASIC Miner, una GPU (tarjeta de video) o un minero FPGA en casa o en la oficina, piensan que por si solos son los mineros de cualquier moneda en particular, algo que no es del todo correcto, pues cualquier un ASIC Miner, una GPU o un FPGA deben trabajar conectados a un pool de minería o algún nodo (por ejemplo tu cartera Bitcoin Core), quien en definitiva es verdaderamente el minero dentro de cualquier Blockchain de cualquier moneda.

Recordemos en este punto que el Blockchain es un gran libro de contabilidad público y distribuido que mantiene un registro permanente de todas las transacciones de Bitcoin, y es mantenido por los mineros, que al no ser controlado por una sola entidad, provee de mayor seguridad y transparencia para todos.

Las Transacciones

Transacciones_blockchain_BinaryMap

Como se deduce del punto anterior, lo que se entiende por transacción, es toda aquella operación que conformada por una sección de datos confirmados por una firma que se registra dentro de los bloques del Blockchain, el cual contiene referencias a las transacciones anteriores y asocia una determinada cantidad de Bitcoins con una o varias claves públicas (direcciones de monederos de Bitcoin). Dicha operación se realiza en una secuencia de transacciones con la firma digital que inició el bloque, donde se deja registrada la recompensa del bloque y luego los propietarios de una determinada cantidad de Bitcoin que transfieren a los nuevos propietarios mediante firma digital. Esta operación se puede asimilar de modo práctico, como cuando se endosa a un tercero un cheque bancario o un título valor como un giro o una acción.

En esa parte de la transacción, un beneficiario puede verificar cada transacción anterior para verificar la cadena de propiedad, algo que se diferencia radicalmente del cheque tradicional, pues las transacciones Bitcoin una vez realizadas son irreversibles, como elemento de seguridad para evitar el riesgo de fraude y de doble gasto.

Con la finalidad de elevar aún más la seguridad, todas las transacciones deben ser confirmadas, por lo que después de cada transacción que se transmite a la red Bitcoin, aunque sea generado un bloque se deben confirmar para certificar la operación dentro del Blockchain. Cuando una transacción se ha confirmado en el mismo bloque, se dice que la transacción ha sido extraída a una profundidad de un (1) bloque, por lo que con cada bloque posterior que se encuentra, el número de bloques de profundidad se incrementa en esa misma cantidad de bloques, todo ello con la finalidad de proteger a la red contra los ataques de doble gasto. En la práctica común, se solicita que las transacciones tengan un mínimo de seis (6) confirmaciones o niveles de profundidad, pero algunos servicios pueden trabajar con una sola confirmación o un (1) solo nivel de profundidad, sin poner en peligro la operación.

Tamaño de los Bloques

El tamaño del bloque donde quedan registradas esas transacciones en el Blockchain y desde la creación del Bitcoin, este valor estaba limitado a 32 Mb, pero Satoshi Nakamoto lo fijó posteriormente a nivel del Bitcoin Core a un tamaño máximo de 1 Mb por bloque.

Redes de superposición

Hace algunos años cuando se inició el estudio en profundidad de la red Bitcoin y su funcionamiento, muchos desarrolladores y un gran número de Startup, comenzaron a diseñar y construir redes que funcionan en paralelo al Blockchain del Bitcoin para realizar tareas que la red Bitcoin per sé no puede hacer, pero que hacen uso del Blockchain del Bitcoin, por ejemplo, marca de tiempo o sello de tiempo (timestamping) para validar contratos inteligentes o certificar documentos, etc. Todos los tipos de redes superpuestas lo único que tienen en común es su conexión con el Blockchain del Bitcoin, y la forma en que se benefician de sus efectos de red para lograr liquidez sin tener que arrancar su propia Criptodivisa alternativa y/o Blockchain como soluciones alternativas como Ethereum, Factom, etc.

Los protocolos Descentralizados

Gracias al Blockchain, por primera vez podemos desarrollar código abierto, protocolos descentralizadas con una función de datos (gracias a la superposición de redes y el Blockchain), la validación, y las transacciones que no son controladas por una sola entidad. Aquí es donde la arquitectura tradicional de las empresas de software comienza a descomponerse. El mejor ejemplo de un protocolo descentralizado en la parte superior de una capa de datos compartida es Bitcoin, y ya estamos muy conscientes de cómo está afectando el dinero y las finanzas.

Las API’s de origen y comerciales abiertos

bitcoin_api

Los Protocolos son los que integran la capa superior del Blockchain, por lo que es una de las partes más importantes de la pila, pues las API’s conectan las aplicaciones directamente con el Blockchain. Todas las Dapps (Descentralizated Applications) o Aplicaciones Descentralizadas que están asociadas al Blockchain del Bitcoin basan su conexión con este a través de las API’s y hay que estar claros que algunas trabajan con el lado económico y financiero del Blockchain (el Bitcoin) y otras Dapps en cambio crean capas de servicios que no tienen nada que ver con el Bitcoin en sí, ya que los datos almacenados pueden ser un signo de valor, una firma de un contrato o simplemente un saldo de dinero criptográfico.

Aplicaciones

Esta es la capa más superficial de la pila y a la que los usuarios tienen acceso vía interface, debido a que las mismas se basan en los protocolos API’s conectadas que facilitan el acceso al Blockchain como si se tratase de un simple correo electrónico, que utiliza las claves públicas (direcciones de monederos de Bitcoin) como direcciones de intercambio de mensajes que en el caso de la red Bitcoin son transferencias de cantidades expresadas en BTC.

Este esquema de aplicaciones descentralizadas y API’s interconectadas, han permitido marcar un hito en el mundo del software, con una tendencia hacia la descentralización y la gobernanza distribuida de apliciones que coexistan en la red, como capas una sobre otra, pero que al final utilizan el Blockchain del Bitcoin para llevar a cabo sus objetivos.

Volviendo a la raíz de la discusión el tamaño de los bloques (¿importa o no?)

blockchain_tecnologia_3_BLOQUES

Ahora que estamos claros con algunos conceptos base, vamos al grano. Es indudable que la complejidad de la red Bitcoin irá creciendo conforme vaya pasando el tiempo, debido que el Blockchain también crece a un gran ritmo. Obviamente, a mayor tamaño mayor complejidad, hay desarrolladores que han propuesto soluciones que en el plazo de algunos años podrían hacer escalar el Blockchain a un tamaño considerable que ponga en peligro la descentralización de los nodos, pues si tuviéramos un Blockchain con un tamaño de unos 2 o 4 Tb, muy pocos verían poco atractivo crear y mantener un nodo de la red activo.

Por ello se han manejado varios argumentos para incrementar el tamaño de los bloques de Bitcoin, entre los cuales podemos incluir:

1) Competitividad frente a la red de Pagos de Visa por ejemplo, ya que actualmente, la capacidad de transacciones dentro de la red Bitcoin es muy baja para convertir el Bitcoin en una red de pagos global que se utilice ampliamente. De hecho, tal y como está diseñado el protocolo Bitcoin, apenas se pueden procesar 7 transacciones por segundo. Por lo que el argumento de ampliar el tamaño de los bloques permitirá aumentar el número de transacciones por segundo de la red.

3) La capacidad del Blockchain, permite migrar las transacciones de micro pagos a nivel off-chain, algo que muchos desarrolladores plantearon como solución para aumentar la escalabilidad de Bitcoin. Ello supondría manejar los micro pagos en una capa diferente dentro del Blockchain, algo que para muchos otros supone más una debilidad, que requerirá que se incorporen cambios importantes en el Bitcoin Core.

Pero no todo han sido las propuestas de aumento del tamaño de los bloques, pues también se presentaron argumentos en contra como los siguientes:

1) Si se hace un aumento sustancialmente grande que cambie el Bitcoin Core drásticamente, es posible que lleve al desarrollo de una bifurcación dura (hard fork) del Bitcoin. Ello requeriría un amplio consenso para llevarse a cabo, ya que si fracasa la bifurcación traerá consecuencias negativas para el precio de Bitcoin y su reputación.

2) De aumentarse el tamaño de los bloques, podría traer consecuencias inesperadas, como por ejemplo un aumento de la cantidad de bloques huérfanos, producto de la lenta propagación en la red Bitcoin por bloques más grandes que exigen más capacidad de procesamiento y almacenamiento. Como consecuencia final, pudiera en virtud de una lenta propagación, traer consigo el doble gasto de Bitcoins, lo cual derrumbaría la confianza automáticamente en el ecosistema.

3) Realizar grandes cambios es innecesario, pues aumento del tamaño de los bloques es, en cualquier caso, una medida temporal. Cualquier cambio explícito fijo en el tamaño del bloque no asegurará que se puedan procesar transacciones infinitas en un futuro, por lo que la única solución a largo plazo para esta escalabilidad será la incorporación de diferentes sistemas de transacciones off-chain o fuera de la cadena de bloques.

4) De ampliarse excesivamente el tamaño de los bloques, afectaría la propagación de las transacciones en los nodos, lo cual en consecuencia llevará a una mayor centralización de la red Bitcoin, ya que menos actores podrán ejecutar las funciones de nodos completos en la red por el mayor costo que implica. No obstante, los defensores del aumento del tamaño de los bloques consideran que la propagación más lenta de la red podrá solucionarse técnicamente a través de diferentes modificaciones posteriores en el protocolo, algo a lo que los mineros en China han impuesto condiciones como veremos más adelante.

Esta centralización, implica de por sí una menor seguridad de la red, ya que requerirá de mayores niveles de confianza en el ecosistema, algo que recordarán fue sustituído por los nuevos paradigmas que generó el Bitcoin.

Es por estos argumentos y muchos otros, que los programadores y desarrolladores miembros de la Comunidad que mantiene a la red Bitcoin y todo su ecosistema saludable, han venido desde hace un par de años atrás haciendo propuestas acerca de cuales medidas serían las más efectivas para mantener dentro de unos parámetros aceptables el Blockchain, en caso que llegase a ser adoptada un mayor número de personas en el mundo, lo cual generaría una rápida expansión del tamaño del mismo y supondría un problema para la estabilidad en el largo plazo del ecosistema. Obviamente, para todos miembros de la Comunidad uno de los parametros más importantes para ajustar, es el “tamaño de los bloques”.

En principio, si retrocedemos a los inicios del Bitcoin en el 2009, el tamaño de los bloques siempre estuvo en discusión, pues a fin de evitar el SPAM contra la incipiente red y las pocas transacciones que se estaban llevando a cabo, Satoshi Nakamoto, incluyó un límite (temporal) al tamaño del bloque en el protocolo Bitcoin a 1Mb. Esta medida de seguridad anti SPAM, al ser de carácter temporal, podría ser modificada si la red necesitaba una mayor capacidad.

En este sentido, los programadores y desarrolladores de la Comunidad han realizado varias BIPs Bitcoin Improvement Proposal en español (Propuestas para el Mejoramiento de Bitcoin) que exploran posibles soluciones sobre la diatriba del tamaño de los bloques de la red Bitcoin, aunque por los momentos ninguna a tenido el respaldo necesario para llevarla a cabo. Por ejemplo, la BIP 101, propone llevar el tamaño máximo de los bloques a (8,192,000,000 bytes) o lo que es lo mismo 8 Mb, con el objetivo de aumento de la capacidad de la red para manejar las transacciones, pues al aumentar el tamaño máximo de los bloques significa una red distribuida que menos es más vulnerable a la interrupción. El tamaño de este efecto es discutible y el autor de este BIP o propuesta Gavin Andresen, piensa que el aumento de la capacidad de la red para manejar transacciones debería permitir una mayor adopción por parte de los usuarios y las empresas, especialmente en las zonas del mundo donde la infraestructura financiera existente es débil. Eso podría conducir a una red y nodos más robustos, además que a la vez los mineros se benefician de baja latencia, las conexiones de banda ancha, ya que aumentan sus posibilidades de ganar una “carrera de bloques” (dos o más bloques se encuentran al mismo tiempo). Con el actual protocolo de redes peer-to-peer, anunciando bloques más grandes requiere más ancho de banda lo cual sacaría de la ecuación a nodos y mineros ubicados en países donde precisamente el ancho de banda no destaca por su amplitud.

La BIP 102 de Jeff Garzik, propone llevar el tamaño máximo de los bloques a 2 Mb, pero el problema que tiene es que los clientes más antiguos no son compatibles con este cambio y en el corto plazo, es necesario un aumento de seguir para facilitar el crecimiento de la red, y ganar tiempo para desarrollar e implementar soluciones más integrales que atiendan el problema desde el fondo.

La BIP 103 de Pieter Wuille, esta iniciativa va más allá de las propuestas anteriores para un crecimiento del tamaño de bloque. Se enfoca en el futuro de la escalabilidad de la red Bitcoin en el tiempo, lo que permitiría un mayor número de transacciones en la cadena de bloques. Pero el problema es que considera abierta la opción a implementar una bifurcación del ecosistema algo que por razones obvias no es la mejor opción ya que podría traer consecuencias negativas en caso de no ser respaldada.

scaling_bitcoin_event_hongkong2015

Pero las propuestas no se quedaron allí, pues en el pasado mes diciembre del 2015, durante el 2do. evento Scaling Bitcoin, el cual se realizó en la ciudad de Hong Kong, en el sureste de la República Popular de China. Scaling Bitcoin es una especie de taller académico (público) para desarrolladores Bitcoin y aquellos interesados ​​en la tecnología, que se realiza con la finalidad de presentar y discutir propuestas acerca de las posibilidades de escalamiento del Bitcoin y su ecosistema en el futuro.

HongKong_Flag

En dicho evento se hicieron varias propuestas para aumentar el tamaño de los bloques, tales como la del Bitcoin Lightning Network de Joseph Poon y Thaddeus Dryja, que contempla la creación de una red de canales de micropagos para permitir la escalabilidad de la red Bitcoin. Estos canales representan transacciones Bitcoin real, utilizando los códigos de operación de scripting Bitcoin para permitir la transferencia de fondos sin riesgo de robo de contraparte, especialmente con medidas de mitigación de riesgo minero a largo plazo.

Para ello trabaja bajo el supuesto que si todas las transacciones de la red Bitcoin están registradas en el Blockchain, para permitir a 7 mil millones de personas hacer al menos dos transacciones diarias, en el mejor de los casos (suponiendo que tengamos 250 bytes por cada transacción y 144 bloques generados por día) el Blockchain requeriría como mínimo 24 Gb en bloques cada diez (10) minutos una cifra bastante grande, que implicaría que los mineros tendrán que hacer una cantidad increíble de cómputo, lo cual limitaría severamente la escalabilidad de la red Bitcoin y los nodos completos a unos pocos centralizados.

Sin embargo de aprobarse esta red Lightning Network como canales para micropagos, pudiera llevar a cabo todas las transacciones del ejemplo anterior, utilizando dos canales por año con transacciones ilimitadas dentro del canal, para lo cual se utilizan menos recursos, pues con bloques de 133 Mb (suponiendo que tengamos 500 bytes por transacción y 52560 bloques por año). Ello permitiría a simples computadoras de escritorio de la generación actual ser capaces de ejecutar un nodo completo utilizando sólo 2 Tb de almacenamiento, recordemos que el estándar actual de los disco duros de los PC en el mundo está entre 4 y 6 Tb.

Otra propuesta bastante discutida y estudiada fue la propuesta de Flexcaps (Límite Dinámico) o Capa Elástica de Gregory Maxwell, que intentaría crear un Blockchain capas flexibles en el tamaño de los bloques, lo que se diferencia de los límites establecidos 1 Mb y las diferentes propuestas de 2 Mb y 8 Mb. Estas capas flexibles permiten que cada bloque pueda variar de tamaño, dependiendo del minero que mine el bloque.

Sin embargo, hasta ahora la propuesta que más apoyo ha recibido es la denominada Segregated Witness, de Pieter Wuille, en la cual se propone llevar el tamaño de los bloques a 4 Mb mediante su implementación en la modalidad de (soft fork) del Bitcoin Core. Dicha propuesta cuenta con el apoyo de al menos 31 desarrolladores los cuales el pasado mes de diciembre, emitieron un comunicado para respaldarla como la propuesta que más esperanzadora para aumentar el tamaño del bloque de la red Bitcoin, pues anunciaron la puesta en marcha de un plan de trabajo a corto plazo para su futura implementación de la misma. La propuesta Segregated Witness, como alternativa sugiere eliminar de los bloques la información correspondiente a las firmas de los usuarios que realizaron la transacción, para sustituirlo en su lugar por un “testigo” que indique que la firma fue realizada y la transacción validada.

Esta propuesta Segregated Witness, se incluyó como una parte clave para mejorar la escalabilidad de la red y para ello, se creó una hoja de ruta propuesta por los miembros de la Comunidad Bitcoin Core, la cual fue impulsada por el desarrollador Blockstream Gregory Maxwell. (Aunque no todos están de acuerdo con este mapa de ruta y sus específicaciones, acerca de cual es el mejor camino a seguir para desarrollar esta propuesta), por lo que hace pocos días conocimos que los Desarrolladores involucrados en el Bitcoin Core ya han desplegado ya una implementación inicial de la propuesta Segregated Witness, en una red de pruebas (testnet) especialmente creada para el Bitcoin, apodada SegNet, la cual se desplegó el 31 de diciembre, y ha sido éxito total en el funcionamiento. SegNet permite a los desarrolladores experimentar con el conjunto reglas que ofrecería la esperada innovación del Bitcoin Core para aumentar la escalabilidad, la extensibilidad y el desempeño de la red Bitcoin. SegNet, es esencialmente un clon completo de la red Bitcoin, destinado específicamente como una versión de demostración en la que Pieter Wuille, Eric Lombrozo, Johnson Lau, Alex Morcos y otros desarrolladores y programadores de la Comunidad que mantiene el Bitcoin Core, construyeron un conjunto de parches a fin de establecer el nuevo testnet, con una iteración temprana de la Segregated Witness, activado.

blockchain_tecnologia_2

En conclusión, las medidas lo que buscan en el tiempo es preparar a la red Bitcoin para una adopción masiva de usuarios, algo que en caso de ocurrir un nuevo colapso en las economías mundiales y el sistema financiero pudiera ocurrir, sin embargo, hay muchos otros factores que se deben ponderar al momento de evaluar tales medidas, pues habría que considerar la descentralización mediante la dispersión geográfica del poder de cómputo de la red, pues por todos es sabido que actualmente para minar dentro de la red se necesitan dos factores importantes además de poder de Hash, los cuales son (energía y ancho de banda). Y una manera de democratizar la minería dentro de la red es buscando un equlibrio de factores a través de cambios directos en el Blockchain, como el tamaño de los bloques y la incorporación de capas que doten a la red Bitcoin de características adicionales que ella no puede suplir por si misma. Muchos desarrolladores y mineros en China, han expresado su temor que al elevar el tamaño del bloque hasta los 8 Mb, podría suponer un problema para sus operaciones mineras, pues en su país impera la Gran Muralla o Firewall que controla y limita el acceso a Internet desde ese país, dado que quedarían en desventaja frente a otras operaciones mineras en otros países sin dichas restricciones, traduciéndose posiblemente en un aumento de la incidencia de bloques huérfanos detrás de la Gran Muralla y por consiguiente la pérdida de dinero.

Después de todo lo indicando en esta nota, el punto acerca del aumento del tamaño del bloque ya es incuestionable. Todos coinciden en que la red Bitcoin, está requiriendo alguna modificación que permita aumentar el tamaño de los bloques a fin de acelerar las operaciones y dar cabida a una mayor capacidad de transacciones, para que no ocurra lo mismo que sucedió durante el mes de abril del pasado año 2015, donde por un evento algo inusual se evidenció que durante algo más de una hora ningún minero conectado en toda la red Bitcoin a nivel mundial, logró resolver un bloque nuevo, algo que ocasionó que se acumularan más de 7000 transacciones en espera de que fueran validadas. Ese evento derivó en un doble problema, pues esas transacciones pendientes llegaron a ocupar mucho más espacio que el máximo admitido actualmente en un bloque. Como consecuencia adicionalmente a la demora que algunos imputaron al azar y otros a pruebas de estrés que se originaron en algunos nodos, se sumó luego la demora por falta de espacio para procesarlas dentro del bloque mismo, por lo que muchas quedaron en espera por horas hasta que poco a poco fueron procesadas.

En la próxima entrega Minería Bitcoin parte 3: El Halving programado del Bitcoin

Fuentes en inglés: Web Bitcoin.org, Web Bitcoin.org: Development, Bitcoin.it: BIP – Bitcoin Improvement Proposals wiki, Github.com: Bitcoin Bips – Increase maximum block size de Gavin Andresen, Github.com: Bitcoin Bips – Block size increase to 2MB de Jeff Garzik, Github.com: Bitcoin Bips – Block size following technological growth de Pieter Wuille, The Bitcoin Lightning Network: Scalable Off-Chain Instant Payments de Joseph Poon y Thaddeus Dryja, Github.com: Bitcoin Bips – List, Web ScalingBitcoin.org, ScalingBitcoin.org: Academic Papers – HongKong2015,

Fuentes en español: Web Bitcoin.org, Web Bitcoin.org: Desarrollo, Bitcoin.it: (lista incompleta) Propuestas de mejora de Bitcoin wiki,

Otras soluciones propuestas a consideración por lo interesante en inglés: Making Decentralized Economic Policy de Jeff Garzik, Enabling Blockchain Innovations with Pegged Sidechains de Dam Back, Matt Corallo, Luke Dashjr, Mark Friedenbach, Gregory Maxwell, Andrew Miller, Andrew Poelstra, Jorge Timón y Pieter Wuille, Elastic block cap with rollover penalties de Meni Rosenfeld y la de Increase maximum block size de Gavin Andresen.

Canal del evento Scalling Bitcoin en YouTube: YouTube.com: Scaling Bitcoin Channel

Si te ha gustado esta nota, puedes considerar hacer una donación, patrocinar nuestra Revista o simplemente regalar una propina, ingresando en este Link: EspacioBit.com.ve: Donaciones y Patrocinios 🙂

EspacioBit - Compártelo
  • Yum

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here