- Publicidad/Advertisement -

Mucha es la expectativa que hay sobre cuando subirán las tasas de interés la Reserva Federal (FED), organismo que funge como el Banco Central de los Estados Unidos a pesar de ser de carácter privado. Desde ya se han empezado a ver un aumento de los pronósticos, para ver quién se acerca más o quién acierta en sus predicciones.

Tanto la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen como el presidente de la FED de Nueva York, William Dudley, se reunirían próximamente para estudiar el mejor momento para realizar el alza de las tasas. Por su parte, el Vicepresidente de la FED, Stanley Fischer, manifestó en privado sus reservas sobre el tema, pues en primer lugar se debe realizar un análisis de la inflación a fin de determinar si aún está dentro del márgen estimado por la Reserva Federal para este año.

Algunos analistas apuntan que será a finales de noviembre, otros afirman que se llevará a cabo en diciembre y otro grupo señala que quedará pausada para el mes de enero de 2016 la subida de las tasas.

Es importante recordar que la política de expansión monetaria la adoptó la FED como respuesta a la gran crisis económica hace siete (07) años atrás. Según esta política diseñada en conjunto con el Gobierno de los Estados Unidos, la idea en principio era que, mediante una gran inyección de dinero a la economía, con tasas de interés muy bajas, la gente ahorraría menos y en consecuencia al existir un mayor consumo, las empresas aumentarían su producción y contratarían más personal, que a su vez se traduciría en más personas laborando con un ingreso y con una mayor capacidad de consumo que en otra vuelta de la rueda, reactivaría de nuevo la producción en las empresas y mayor empleo, alimentando de esa forma así un círculo al cual califican de virtuoso de recuperación de la economía.

- Publicidad/Advertisement -

United_StatesFlag

Ahora bien, indudablemente, ello ha mejorado significativamente la economía de los Estados Unidos que había estado a las puertas de una gran depresión económica durante la debacle financiera del 2008-2009, por lo que en éstos momentos el temor de los analistas tanto privados como los que trabajan para la FED, recae en que poner fin a los estímulos monetarios de las tasas bajas, podría cortar ese círculo al que muchos consideran virtuoso o al menos desacelerarlo.

Obviamente al subir las tasas de interés, la gente ahorraría más y consumiría menos, lo que llevaría a una caída en la producción y el empleo, y por ende, a un menor ingreso y consumo, razón por la cual la FED ha postergado el anuncio para cortar los incentivos monetarios, un poco a la espera de un nivel óptimo en los niveles de empleo y también en los indicadores macroeconómicos del país.

Pero el problema en el fondo es de índole estructural en la economía de los Estados Unidos, pues la crisis fue causada por un exceso de consumo y el sobreendeudamiento de las personas. Sobreendeudamiento que desarrolló en una burbuja de precios en los mercados y con mayor impacto en el sector inmobiliario, donde las hipotecas sobrevaluadas permitió adquirir deudas en una relación entre 4 a 5 veces el valor de la garantía inmobiliaria, la cual también se inflaba para dar un mayor aspecto de legalidad.

Lo demás es historia, cuando la burbuja estalló y los precios de las propiedades volvieron a nivel real y por ende la riqueza y capacidad de endeudamiento de las personas también volvieron a los niveles reales, por un lado muchos se encontraron que no podrían hacer frente a las sucesivas hipotecas que adquirieron, por lo que empezaron los atrasos y el aumento de la morosidad. Aunado a ello, los mismos Bancos, habían prestado hasta el dinero que no tenían, por lo que muchos al empezar a entrar en la espiral de la iliquidez monetaria, se insolventaron y comenzaron a desplomarse entrando en quiebras, fusiones y adquisiciones forzosas que redujeron el tamaño de la Banca privada en ese país. Los desastres en el sistema financiero interno, terminaron arrastrando también a otras economías mundiales en lo que se conoció como La Gran Recesión, ya que derivó en una crisis económica mundial por todos conocida y padecida, crisis mundial que aún hace estragos, la cual se inició en el 2008 y aún perdura en muchos países del mundo.

Lo que muchos criticaron a la FED es que lejos de reorientar la economía y realizar los ajustes estructurales, éste organismo, empezó a realizar estímulos monetarios para arrancar nuevamente esa rueda de bajas tasas = {consumo > producción} = +empleo + {consumo > producción} = +empleo para intentar regresar a los niveles de consumo de antes de la crisis, lo que en otras palabras podemos traducir como la solución al problema, fue retroalimentar su causa, ya que la convierte en una economía dependiente del endeudamiento público y privado a todos los niveles, en vez de estimular un equilibrio entre consumo y ahorro.

Bajo un escenario donde se deben aplicar cambios radicales estructurales, que fortalezcan la economía interna del país, se volvió apoyar el crecimiento en el consumo, efecto que ya había generado la crisis anterior cuando se creó la burbuja hipotecaria y financiera, la lógica propone que la solución a este problema, no sería continuar estimulando el consumo nuevamente, ya que indudablemente, se puede generar de nuevo otra burbuja y en un período más corto, con efectos similares a la anterior.

¿Qué es la FED para los Estados Unidos?

Federal_Reserve_building

El Sistema de Reserva Federal (en inglés Federal Reserve System, también conocido como Reserva Federal o informalmente FED) es en términos sencillos, el Banco Central de los Estados Unidos y fue creada el 23 de diciembre de 1913 por la Ley de la Reserva Federal (Federal Reserve Act). La Reserva Federal es una entidad autónoma de carácter privado que controla el sistema financiero y económico de ese país en cuya estructura organizativa participa una agencia gubernamental, conocida como Junta de Gobernadores, con sede en Washington D. C. Todos los bancos nacionales tuvieron que unirse al sistema. Los billetes de la Reserva Federal (Federal Reserve Notes) fueron creados para tener una oferta monetaria “flexible”.

Adicionalmente a la Junta de Gobernadores, es integrada por los 12 Bancos de la Reserva de todo el país y está encargada de custodiar parte de las reservas de los “bancos miembros” estadounidenses nacionales y estatales asociados voluntariamente.

La Reserva Federal es controlada por una Junta de Gobernadores, el cual está sujeto a la Ley de Libertad de Información (Freedom of Information Act), por lo que sus actos y decisiones son absolutamente públicas para conceder algo de transparencia a la Reserva Federal. Como muchas de las agencias independientes, sus decisiones no tienen que ser aprobadas por el Presidente o por alguna persona del poder ejecutivo o legislativo: son decisiones de carácter unilateral. La Junta de Gobernadores no recibe dinero del Congreso y su mandato tiene una duración que en el tiempo que abarca varias legislaturas para evitar su influencia. Una vez que el presidente designa a un miembro de la junta, éste actúa con absoluta “independencia”, aunque puede ser destituido por el presidente según lo establecido en la sección 242, Título 12, del Código de Estados Unidos.

Indudablemente, es un complejo escenario propio de un desarmador de bombas, el que le toca pasar a los miembros de la FED, pues ya es hora que se realicen ajustes a nivel macroeconómico empezando por el alza de las tasas, cosa que indudablemente impactará en la economía más grande del planeta, aunque por ahora la pregunta es ¿cuándo?

Fuente: federalreserve.gov

Compártelo - Share it!
  • Yum
- Publicidad/Advertisement -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.